Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1996/04/01

MADRUGON

El canciller Rodrigo Pardo se enteró de la decisión apenas al despuntar la mañana. Poco después de las 6 a.m. del viernes lo llamó por teléfono el embajador Myles Frechette para informarle que, aunque faltaba la revisión final en la Casa Blanca, la descertificación para Colombia era un hecho pues nadie en la administración Clinton parecía oponerse a la propuesta del Departamento de Estado. Pardo agradeció la información, colgó y esperó hasta las 6:45 para comunicarle al presidente Ernesto Samper la mala noticia.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...