Sábado, 21 de enero de 2017

| 2004/12/12

Mano dura femenina

Las relaciones entre el Congreso y el presidente Álvaro Uribe siguen tensas. Con motivo del hundimiento de la reforma tributaria, la presidenta de la Cámara, Zulema Jattin, sostuvo un diálogo inusual con el primer mandatario. Le dejó saber que el proyecto del gobierno no solamente tenía que ser suspendido sino también archivado. Agregó que si esto no se hacía, el Congreso era capaz de aprobar el proyecto tributario del representante Gustavo Petro. Lo curioso de esta advertencia es que la ponencia de Petro es mucho más radical que la presentada por el gobierno, que fue el resultado de una larga concertación. En consecuencia, se recaudaría mucho más sin costo político para el Presidente.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...