Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1998/01/12

NOSTALGIA MINISTERIAL

Una gran sorpresa se llevó el ministro del Interior, Carlos Holmes Trujillo García, la semana pasada. Resulta que durante una desprevenida visita que hizo al mercado de las pulgas del centro de Bogotá se acercó a un vendedor de libros viejos ubicado en la calle. El vendedor le dijo, "señor Ministro, le tengo algo que le pertenece". Grande fue la sorpresa de Trujillo cuando el anticuario le entregó un pasaporte que alguna vez perteneció a su fallecido padre, Carlos Holmes Trujillo Miranda. El funcionario casi no logra contener las lágrimas.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...