Domingo, 22 de enero de 2017

| 2006/11/25

¿Ojo por ojo?

Otro choque de trenes entre instituciones del Estado se está presentando como consecuencia de los autos de detención que magistrados de la Corte Suprema dictaron contra algunos congresistas, por presuntos nexos con el paramilitarismo. Ahora, pocos días después de esa decisión de la Corte, la comisión de acusación de la Cámara de Representantes, que ejerce funciones de juez de los magistrados, llamó a siete de los nueve miembros de la sala penal del tribunal supremo, para que declaren dentro de un proceso penal que alguien interpuso contra ellos. Igualmente, la Cámara les anunció la apertura de dos investigaciones más que involucran a otro número importante de magistrados. En los medios judiciales algunos han interpretado el anuncio de los representantes como una respuesta a la detención de sus colegas.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...