Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/08/18

OSO MONUMENTAL

La presentación de Guillermo Pallomari en el juicio de Piedra Angular estuvo precedida por un fiasco que pasará a la historia en la Corte Federal de Miami. Minutos después de que el juez del caso, William Hoovler, ordenara a los guardias de seguridad de la Corte que condujeran a la sala de audiencia al contador del cartel, éstos se presentaron con un hombre rubio y de ojos claros de unos 35 años que en nada se parecía a Pallomari. Cuando los periodistas que colmaban la sala especulaban sobre la asombrosa cirugía que le habían hecho al contador personal de Miguel Rodríguez Orejuela, el fiscal del caso saltó del asiento y casi a gritos le dijo al juez que habían llevado a un testigo equivocado.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...