Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1988/01/11

PERLA

Fabio Castillo, el jefe de la unidad investigativa de El Espectador, acaba de publicar un libro llamado "Los jinetes de la cocaína", que contiene la siguiente perla: Antes de irse a vivir a España, Jorge Luis Ochoa temía que pudiera ser identificado y arrestado. Por esto, decidió cambiarse la cara con una operación de cirugía plástica. Según el libro, fue operado por "un médico griego residente en Brasil, que le recomendó una animadora de la televisión colombiana". Según Castillo, con cara nueva, como en la serie de televisión Dinastía, Ochoa se fue a instalar a Madrid donde comenzó a pasearse como Pedro por su casa. Sin embargo, Castillo escribe que fue arrestado, porque "lo delató el volumen de su cuerpo, la característica obesidad de la familia Ochoa".

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...