Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1990/06/25

Problemas de lenguaje

A raíz del accidente del jet de Avianca el pasado 25 de enero en cercanías de Nueva York, la Comisión Nacional para Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos -U.S. National Transportation Safety Board expidió un boletín en el que analiza la injerencia que tuvieron en la tragedia las comunicaciones entre la tripulación del avión y los controladores aéreos. Según el documento, los tripulantes en ningún momento utilizaron los términos establecidos internacionalmente para declarar una "emergencia de combustible" -"fuel emergency"o un "mínimo de combustible" -"minimum fuel", lo que de inmediato habría disparado los mecanismos adecuados para un tratamiento especial. De acuerdo con la NTSB, como esos términos no se utilizaron en las comunicaciones por parte de la tripulación, "los controladores de tráfico aéreo no los consideraron en peligro". Más adelante, el mismo documento se refiere al papel desempeñado por los controladores y afirma que ninguno de ellos le preguntó a la nave cuánto combustible le quedaba, a pesar de haber recibido por lo menos en dos ocasiones un mensaje en el que la tripulación decía: "Nos estamos quedando sin combustible". Este boletín concluye que la no utilización de los términos exactos, de la fraseología internacional, fue una de las causas del desastre y remata diciendo que desde el 25 de enero hasta finales de febrero de este año, en Nueva York ocurrieron "por lo menos otros tres incidentes por deficiencias en las comunicaciones". El documento es parte de la investigación del accidente, pero aún faltan por conocerse más aspectos de la misma que analizan otras posibles causas.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...