Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2010/07/31

Razones de peso

Una de las razones que influyeron en la decisión de los miembros de la Comisión Nacional de Televisión de suspender temporalmente la adjudicación del tercer canal está relacionada con su propio bolsillo. Se sabe que si se hubiera adjudicado habría demandas penales y civiles contra los comisionados. Tanto los canales existentes como los otros interesados que consideraron que no se jugó limpio estaban estudiando esta eventualidad. El costo de los abogados para defender a cada comisionado no sería inferior a 200 millones de pesos, aunque ganen el pleito. Y si lo pierden y el Estado resulta condenado, este tendría la obligación de ‘repetir’ contra ellos, es decir, exigirles el costo de la indemnización de su propio patrimonio.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...