Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1995/02/20

RESERVA

Pocos días antes de dejar su cargo como alcalde de Bogotá, Jaime Castro puso punto final a uno de los debates más álgidos que se dieron durante su administración. Se trata de la autorización que una firma constructora pedía para llevar a cabo un plan de vivienda multifamiliar en una zona de las sierras del Chicó, situadas en las laderas de los cerros tutelares de la capital, entre las calles 94 y 100. Castro declaró esas sierras reserva forestal, y con ello eliminó las posibilidades de que el Distrito otorgue licencias de construcción para dicha área.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...