Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2005/05/29

Santo Dios

Algo insólito le sucedió a Noemí Sanín. Decidió invitar a una misa por la paz de Colombia. Por cuenta de esto alguien le instauró una tutela con el argumento de que se estaba violando el principio de la independencia del Estado frente a la Iglesia. Esto hizo que la Cancillería encontrara méritos para abrirle a la embajadora una investigación. Sería la primera funcionaria en la historia a quien se le abre un proceso por invitar a una misa por la paz.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...