Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2010/07/03

Se les fue la mano

En algunos círculos judiciales se considera que la interpretación que se les está dando a las irregularidades cometidas por el ex director de la Uiaf Mario Aranguren es desproporcionada frente a la de los demás altos funcionarios involucrados. Aranguren cometió un grave error al mandar información financiera de magistrados de la Corte Suprema de Justicia a Bernardo Moreno y a la entonces directora del DAS, María del Pilar Hurtado, quienes querían saber si había nexos entre el polémico abogado Asencio Reyes y la Corte. Lo que ninguno de ellos tuvo en cuenta es que los magistrados tienen fuero y no pueden ser investigados sino por la Comisión de Acusaciones del Congreso. Pero de ahí a considerarlo “jefe de una organización criminal” y un peligro para la sociedad hay un gran trecho.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...