Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1991/09/16

SE SALVO DE MILAGRO

La semana pasada, mientras transcurrían normalmente las actividades escolares en un colegio del norte de Bogotá, se presentó un hecho insólito. Un grupo de hombres fuertemente armados penetró en las instalaciones del plantel con el propósito de secuestrar a la hija del director de la Dijin, coronel Luis Enrique Montenegro. Afortunadamente, la reacción inmediata de los guardespaldas de la estudiante evito el secuestro. El episodio, sin embargo, causó gran conmoción en el colegio por el operativo que se realizó.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...