| 1995/12/25

SOLIDARIDAD

El ex ministro de Defensa Fernando Botero, recluido en un apartamento de la Escuela de Caballería en Bogotá desde hace casi tres meses por cuenta del proceso 8.000, recibió el martes de la semana pasada a un ilustre visitante. Se trataba del industrial Carlos Ardila Lulle, quien almorzó con el ex ministro y conversó largamente con él. Botero y Ardila son dos viejos amigos y el empresario quería desde hace días visitarlo para expresarle su solidaridad en los difíciles momentos que vive el ex director de la campaña presidencial de Ernesto Samper.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...