Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1990/10/22

SOLO UNA VOZ

El Presidente de la República impartió una orden la semana pasada: toda la información que se divulgue sobre los secuestros de Francisco Santos, Diana Turbay y sus compañeros, y de doña Marina Montoya de Pérez, debe ser centralizada en cabeza del Consejero de Seguridad Nacional, Rafael Pardo Rueda. Este deberá actuar como vocero no sólo ante los medios de comunicación, sino ante las respectivas familias de los secuestrados. Sin embargo, algunos ministros, incluido el de Defensa, general Oscar Botero, dieron declaraciones, lo cual molestó un poco al Presidente que, con esta medida, quiere evitar ambiguedades, informaciones cruzadas y malentendidos en casos tan delicados.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...