Domingo, 22 de enero de 2017

| 1998/01/05

TRAGEDIA EN LA CANCHA

Hace pocos días tuvo lugar una tragedia en Barú. Se encontraban jugando tenis Julio Mario Santo Domingo y su amigo Rafael Espinosa, gerente de Vikingos. Después de que Santo Domingo ganó el quinto set, Espinosa cayó de rodillas al piso víctima de un fulminante infarto. Rápidamente el empresario y los presentes corrieron a socorrerlo pero murió a los pocos minutos. Espinosa fue trasladado a Cartagena en una lancha de Santo Domingo, quien estuvo presente en el entierro al día siguiente.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...