Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1991/10/28

TRANSACCION MILLONARIA

Una de las más conocidas construcciones coloniales de Cartagena, la casa del galerista de arte neoyorquino Sam Green, acaba de ser vendida. El inmueble, ubicado en la calle de Santo Domingo, fue una de las primeras restauraciones realizadas en el centro de esa ciudad. En Cartagena se afirma que lo adquirió Juan Diego Ospina Baraya, hijo del dirigente conservador antioqueño Mariano Ospina Hernández y que el valor de la transacción fue de alrededor de 600 millones de pesos. Esta casa es considerada una joya arquitectónica y ahí se han alojado personas tan famosas como la legendaria actriz Greta Garbo y la ex primera dama de los Estados Unidos, Jackie Kennedy.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...