Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/03/12

Se vino abajo

En 2012 se dijo que un empresario chino, Wang Jing, había negociado con el gobierno de Daniel Ortega el contrato para realizar la obra más grande en la historia de ese país: un canal interoceánico entre el Pacífico y el Atlántico. Ahora se acaba de revelar que este proyecto se hundió porque el señor Jing ha perdido la mayor parte de su fortuna. Fue el mayor afectado por la caída de la bolsa china en 2015 y su patrimonio se redujo en 84 por ciento, al pasar de 10.200 millones de dólares a 1.100. Eso todavía es mucha plata, pero no suficiente para desarrollar una megaobra de 50.000 millones de dólares, que era el costo presupuestado.

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...