Jueves, 19 de enero de 2017

| 1990/01/22

ZANCADILLA DIPLOMATICA

Por iniciativa del canciller colombiano, Julio Londoño Paredes, quien preside el Grupo de los Ocho, se buscó una reunión de los cancilleres del grupo en Bogotá. Todo iba viento en popa hasta cuando se puso en comunicación con el canciller venezolano, Reynaldo Figueredo, quien consultó con el presidente Carlos Andrés Pérez. Este no estuvo de acuerdo con que la reunión se adelantara en Bogotá y propuso la sede en Washington, en la OEA. Al parecer, el presidente de Venezuela quiso impedir que Colombia fuera protagonista de la reunión. El canciller colombiano no viajó a la OEA y sugirió que el asunto quedara en manos de los embajadores del Grupo de los Ocho, acreditados ante la OEA.-

Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Cargando...