Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/08/31 07:00

Perfumería orgánica, una tendencia que coge más fuerza

Ya no solo basta con extraer esencias florares y descubrir nuevos aromas. La industria de los perfumes ha cambiado y desarrolla hoy en día formas más ecológicas y personalizadas de crear las fragancias del momento.

Perfumería orgánica, una tendencia que coge más fuerza

Los orígenes de la perfumería se pierden en las memorias de la historia, pero tiene su gran auge en la corte francesa del siglo XVIII, cuando los alquimistas de la época experimentaron con la extracción de las esencias de flores, entre otras sustancias, para agradar a la monarquía.

“De ahí provienen las fragancias que aún hoy día se recuerdan como clásicas, que son la mezcla de varios aceites esenciales de diversas materias primas”, explica Carolina Romero, ingeniera de producción agroindustrial de la Universidad de la Sabana con más de 10 años de experiencia en la industria de fragancias.

Y aunque, la base de los perfumes es la mezcla de diversos aceites esenciales que tradicionalmente se diluyen en alcohol para que puedan ser atomizados y permanezcan en la piel de las personas por determinado tiempo, en la actualidad las cosas han cambiado. Según Diana Carolina Aguilar, gerente de sustentabilidad de Natura, con el objetivo de disminuir el impacto ambiental, en 2007 se empezó a sustituir el alcohol común por alcohol orgánico en algunos perfumes y desodorantes.

“Esto significa que, continúa Aguilar, la caña de azúcar –planta de la que se obtiene el alcohol orgánico– se cultiva con fertilizantes naturales. Además, las plantaciones conservan la biodiversidad del lugar respetando la vegetación nativa, así como ríos y lagos. Unido a lo anterior, no se realizan quemas para su cosecha, por lo que se genera 20% menos de emisiones de carbono en su producción y, por último, los trabajadores son capacitados para cuidar todo el proceso”.

Nuevo concepto de fragancias

Verónica Kato, reconocida perfumista internacional, explica que en esta nueva tendencia de perfumería orgánica “creemos que la naturaleza con sus aromas y sus colores nos conectan con nuestra propia esencia… por eso es que usamos ingredientes extraídos de forma sustentable, sin descuidar el medio ambiente, y al utilizar un sistema de elaboración que utiliza alcohol orgánico, valoramos el conocimiento tradicional a través de las manos de familias agricultoras y comunidades tradicionales de la selva amazónica, así desarrollamos aceites esenciales extraídos de plantas inéditas, logrando aromas innovadores y exclusivos, una forma única y especial de hacer perfumería.”

Tradicionalmente hay perfumería para mujeres, hombres y niños, basada en diferentes diluciones de las esencias. “Es decir: las fragancias de los niños, contienen las más bajas concentraciones, por el tipo de piel, mientras que las de los hombres son las de mayor; las de las mujeres son un punto intermedio”, explica Liliana Blandón, entrenadora nacional de Natura.

Es por esto que dentro de las nuevas tendencias que están teniendo los perfumes, se tiene muy en en cuenta la concentración del aceite, ya que define la durabilidad de la fragancia en la persona. “Es así como, en el caso de las colonias, las ubicamos en un rango de aguas de baño, ya que poseen una concentración de aceite esencial del 10 al 14%, que genera una duración de mínimo 8 horas. Las aguas de baño, por su parte, se encuentran en un rango de atomizadores corporales, con una concentración de esencia del 5 al 7 % y duración de 5 horas; y los perfumes, con una concentración de la esencia del 18 al 20% y duración de 12 horas”, amplía Blandón.

En cuanto al tipo de fragancia, modernamente se habla de caminos olfativos y se definen como frutal, floral, madera, herbal, dulce y cítrico, y si los principios activos que ayudan a definirlos son de origen vegetal tienen mucha más afinidad con el ser humano.

“La selección y proporción de los aceites esenciales para la obtención del perfume final depende de muchos factores pero, entre ellos, de la experticia del perfumista profesional y del criterio de mercado que tenga la casa productora: pero en general se puede afirmar que lo que se busca es diferenciarse con fragancias locales pero capaces de agradar en un contexto globalizado”, explica Romero.

Es de esta forma como la perfumería empieza a abarcar el campo personalizado, generando una nueva tendencia a través de la experimentación se logra la identificación con ese aroma único de cada uno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.