Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/2017 1:18:00 PM

La estrategia para que el Chocó no sufra por las lluvias

En el departamento se encuentran las zonas de mayor pluviosidad del país. El director del Ideam nos cuenta qué se ha hecho con el Ministerio de Ambiente para evitar futuras tragedias.

Chocó se encuentra en la esquina noroccidental de Colombia, donde la pluviosidad y los rendimientos hídricos son los más altos del país, pues la cordillera Occidental se constituye en una barrera orográfica para la circulación atmosférica que posibilita estas altas precipitaciones.

Desde el punto de vista geológico, las condiciones de suelos y unidades roca sedimento favorecen los movimientos de remoción en masa. Como las condiciones socioeconómicas del departamento no son las más favorables, no se cuenta con la infraestructura necesaria para mitigar los riesgos hidrometeorológicos. Y a esta realidad hay que sumarle el deterioro de sus planicies de inundación debido a la extracción ilegal de oro y diversos minerales. Esta actividad ha dejado cicatrices en el paisaje chocoano, acentuando su fragilidad hidrológica y geotécnica.

La amenaza por inundaciones, cuando las fuertes lluvias provocan el incremento de los caudales y estos superan la cota de desborde, es crítica. Especialmente en las planicies aluviales de los ríos Atrato, Baudó y San Juan, y en sus respectivos afluentes como el Quito, Munguidó, Andágueda, Bebará, Bebaramá, Sipí y Condoto, entre otros. Cabe recordar que, como buena parte del territorio carece de vías de comunicación terrestre, sus habitantes se asientan en zonas aledañas a los ríos, que funcionan como arterias de comunicación.

Por eso, en temporadas de lluvias violentas, amplias zonas del Chocó y quienes viven en ellas serán afectados por los desbordamientos de los ríos San Juan y Atrato. Once municipios del departamento suelen vivir estos eventos en épocas de lluvias normales y 23 de ellos los padecen en condiciones climatológicas extremas. En términos espaciales esto equivale a cerca de 5.193,53 kilómetros cuadrados afectados por las precipitaciones, es decir, 11,2 por ciento de la superficie chocoana.

Ante esta situación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), trabajan en el fortalecimiento del departamento. Es un esfuerzo que hará historia. En este momento se están instalando 28 nuevas estaciones hidrometeorológicas automáticas con transmisión en tiempo real, y se han establecido sistemas eficientes de alerta temprana. Los equipos cubren todas las cabeceras municipales del departamento y los sitios críticos de las cuencas de los ríos Atrato y San Juan.

*Director del Ideam.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?