Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2017 12:00:00 AM

A qué se enfrenta la industria mundial

Benjamín Sporton, director de la World Coal Association, explica, además, qué hace especial al carbón colombiano.

SEMANA: ¿Qué diferencia a los colombianos de otros miembros de la WCA?

BENJAMIN SPORTON: Los productores colombianos de la WCA son Glencore y Cerrejón. Son únicos porque se enfocan en el mercado europeo, mientras que muchos de nuestros miembros usan su carbón dentro de sus países o lo exportan al mercado asiático. Otra diferencia son los desafíos: en economías desarrolladas giran en torno al medioambiente y las comunidades locales, pero debido al conflicto en Colombia, algunas compañías también enfrentan retos históricos.

SEMANA: Estos ‘desafíos históricos’ le han dado mala reputación al carbón colombiano. ¿Están interesados en cambiar eso?

B.S.: La WCA se concentra en el trabajo positivo que nuestros miembros colombianos hacen. Trabajamos con los productores para asegurarnos de que manejen sus minas de la mejor manera y vinculen a las comunidades locales. Este año visité la operación del Cerrejón y fue emocionante ver unas de las mejores prácticas de protección ambiental y de trabajo comunitario a nivel mundial. Esto es poco conocido y nuestro deber es hablar con posibles inversionistas para demostrar que Colombia está enfrentando sus desafíos y que algunas de las mejores prácticas mineras se aplican en el país.

SEMANA: Y en el resto del mundo, ¿cómo hacen frente a la mala fama del carbón?

B.S.: Es muy difícil porque existen muchas ideas equivocadas sobre el carbón. La gente dice que no lo necesitamos y que podemos dejarlo de repente. Piensan que hay muchas malas prácticas en las minas e ignoran los cambios tecnológicos. El rol de la WCA es desafiar esas posiciones, hablar en público, con medios, legisladores, y ayudarlos a entender que el carbón estará presente por muchos años más y que podemos enfrentar los desafíos a través de innovación y prácticas sostenibles.

SEMANA: El carbón es el combustible fósil que más contamina. ¿Por qué sigue siendo necesario?

B.S.: El 41 por ciento de la electricidad mundial se genera con carbón, y la Agencia Internacional de Energía prevé que para 2040 su uso aumentará 11 puntos porcentuales. El carbón es asequible, confiable y útil para economías en desarrollo que buscan mantener su competitividad. Ahora, somos conscientes de que genera emisiones y eso es un desafío, pero existen técnicas para reducirlas e incluso eliminarlas.

SEMANA: Esas tecnologías son costosas. ¿Cómo las aplicarían los países en desarrollo?

B.S.: La WCA cree que la comunidad internacional debe ayudar a los países que quieren usar carbón de la manera más limpia posible. El Acuerdo de París, cuyo objetivo es reducir las emisiones de dióxido de carbono, está diseñado para que cada país pueda proponer su propio plan climático, y 22 naciones ya han identificado el rol de tecnologías reductoras de emisiones en sus planes. Creemos que algunos de ellos necesitan ayuda para alcanzar esos compromisos.

SEMANA: ¿Eso está sucediendo?

B.S.: En cierta medida, pero no lo suficiente. El Banco Africano de Desarrollo ayuda con algunas plantas de carbón en África y lo mismo ocurre en Asia. El Banco Mundial tiene una política de no financiar ninguna planta de carbón; creemos que eso debería cambiar porque esas instituciones tienen un papel en el tránsito hacia centrales más eficientes y trabajamos duro para modificar esas medidas. No se trata de decir “deberíamos usar carbón en vez de energías renovables”, sino “le ayudaremos a usar carbón con la tecnología más limpia posible”.

SEMANA: ¿El carbón y las energías renovables trabajan juntas?

B.S.: Creemos que todas las fuentes de energía tienen un papel. Somos un planeta con hambre de energía; es lo que mueve la economía, lo que aumenta la calidad de vida y algo fundamental para vivir en el mundo moderno. No desaconsejamos las energías renovables, pero el sol no brilla todo el día y el viento no sopla todo el año, así que necesitan un respaldo. Otra cosa que no se suele considerar es que las energías renovables requieren de mucha infraestructura, y los materiales para esta son hechos de carbón metalúrgico.

SEMANA: ¿Qué otros retos enfrentan las industrias carboneras?

B.S.: El desarrollo de tecnología para reducir las emisiones carbónicas es el desafío más grande para la industria. El mundo energético está cambiando y a pesar de que las demás fuentes de energía son un desafío, creo que el carbón seguirá vigente. El mundo cambiará, pero el carbón seguirá siendo importante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?