Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2017 12:00:00 AM

El Guayabo, la mina verde

En Cerro Guayabo, una vereda cercana a Cúcuta, una cooperativa de productores desarrolla un proyecto carbonero cuya prioridad es el medioambiente.

Pocos kilómetros antes de llegar a la mina se empiezan a ver letreros que prohíben la tala de árboles y la caza de animales. El único terreno que no está lleno de vegetación es la carretera, que conecta las cuatro operaciones mineras que la Cooperativa de Productores de Carbón de Cerro Guayabo (Cooprocarcegua) tiene en el sector.

Óscar Ortega, director del proyecto, calcula que han sembrado 20.000 árboles nativos en diez hectáreas y que esto ha permitido que especies como micos orejiblancos, armadillos, guartinajas e iguanas hayan vuelto al área. No esconde su emoción: al recorrer la operación, habla de cómo reutilizan el agua en los campamentos mineros, de las reforestaciones que han hecho en taludes abandonados y del uso que les darán a las tolvas cuando las minas lleguen al final de su vida útil.

Cooprocarcegua es una iniciativa que agrupa a varios productores y sus títulos mineros bajo un solo proyecto. Nació hace 22 años por cuenta de una iniciativa estatal con incentivos que pretendía integrar pequeñas áreas carboníferas y en este momento cuenta con 19 asociados y 327 empleados, de los cuales 209 operan en la mina El Guayabo. Trabajar de esta manera ha permitido que la cooperativa tenga una estructura organizacional integral: abarca desde maquinaria e infraestructura civil hasta medioambiente, seguridad y salud en el trabajo.

La mina El Guayabo, la operación más grande de la cooperativa, extrae cerca de 16.000 toneladas de carbón térmico al mes, de las 19.000 que oferta la cooperativa en el mismo periodo. Está ubicada en el área rural de El Zulia, un municipio al noroccidente de Cúcuta que, de acuerdo con la Agencia Nacional de Minería, es el segundo productor de carbón de Norte de Santander.

Ortega asegura que la minería es una actividad en la que es fundamental hacer inversiones adecuadas en el momento oportuno, y para ello toma como ejemplo el uso de madera inmunizada en El Guayabo. Esta madera ha pasado por procesos químicos que pueden alargar su vida útil hasta 20 años, y por eso es ideal para sostener las bocaminas y los túneles que componen la excavación. Su precio es más elevado, pero se disminuye drásticamente el uso del material y representa un ahorro, pues la madera cruda no aguanta más de un año.

El Guayabo todavía tiene carbón para unos 10 a 12 años más. La mina, que además se destaca porque explota un manto que se considera delgado (apenas tiene un metro de espesor), es un ejemplo regional por el empeño que invierte en sus prácticas ambientales, de seguridad y, sobre todo, porque piensa en el legado que puede dejar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.