Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2017 12:29:00 PM

La mejor elección

Casi 100 años de experiencia respaldan el trabajo de Farmatodo, una empresa familiar que llegó a Colombia hace 9 años con un formato innovador.

La Droguería Lara, que abrió por primera vez sus puertas en 1918 en Barquisimeto, Venezuela, es el origen de un negocio que hoy se conoce como Farmatodo y que llegó a Colombia en 2008 con la idea de crecer y ofrecerle una experiencia nueva al consumidor. 

La familia Zubillaga, fundadora de la empresa, visualizó el crecimiento del negocio en el país vecino gracias a las oportunidades que ofrecía el mercado colombiano, con cerca de 50 millones de habitantes, con una economía sólida y en crecimiento y una idiosincrasia que hacía posible una fácil y promisoria integración cultural. Fue así como los dueños aprovecharon la puesta en venta de un negocio argentino de droguerías en Colombia y trajeron por primera vez al país un nuevo formato de retail.

Ya en Venezuela había ganado un espacio importante en el mercado durante sus más de 90 años de historia, siempre avanzando de acuerdo con las tendencias del mercado, hasta innovar en su país de origen con el formato de droguería autoservicio. Hasta entonces, en Venezuela solo existía la farmacia tipo botica, y con la asesoría de un experto estadounidense la empresa estableció un lugar de venta diferente para el consumidor.

El equipo gerencial de Farmatodo en el vecino país tuvo la oportunidad de ir a Estados Unidos para observar primero cómo operaban las grandes cadenas de venta al detal como Walmart, Walgreens, Eckers, CVS y Raid Aid, entre otras, y asimilaron los aspectos que podían ser implementados en Venezuela.

Lo mismo sucedió en Colombia. "Hasta ese momento –explica Teodoro Zubillaga, gerente general de Farmatodo en el país–, solo existían en Colombia las droguerías tradicionales. Los empresarios venezolanos trajeron una propuesta nueva que actualmente ofrece, en un único lugar, productos en cuatro categorías: salud, belleza, bebé y cuidado personal".

Esta posibilidad de encontrar una oferta variada que satisface diferentes necesidades se complementa con servicios totalmente gratuitos, a los cuales pueden acceder todos los clientes como la toma de la presión arterial, medición de peso y de índice de masa corporal, glucometrías, inyectología y asesoría profesional farmacéutica y de belleza.

"La experiencia de compra hace único a Farmatodo", afirma su gerente general, y explica que esta característica se debe no solo a la variedad de productos, sino a la tienda misma: un lugar agradable, con pasillos amplios e iluminados y muy buena atención. Todas estas particularidades se combinan con una gran ventaja para los clientes como los precios competitivos en sus productos. “Farmatodo logra
reunir varias condiciones para que el cliente sienta una experiencia especial cada vez que va y compra”, afirma el directivo. La empresa tiene claro que sus tiendas son el lugar que le ofrece al usuario cosas buenas sin que le cuesten más. 

En este momento, Farmatodo ofrece sus servicios y productos en 50 tiendas en Colombia, ubicadas en Bogotá, Villavicencio, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta y Valledupar, las cuales funcionan 24 horas, y cuentan con parqueadero gratis en las zonas donde es posible establecerlo.

La empresa genera en Colombia 730 empleos y espera ampliarse en el mediano plazo a otras regiones con el fin de convertirse en la cadena de droguería líder en el país. A futuro, Farmatodo se proyecta como el lugar de destino de compra de productos de salud, belleza, cuidado del bebé y cuidado personal y está seguro de que logrará este objetivo con la innovación como una característica esencial.

Hasta el momento, sus directivas han sido testigos de cómo ha evolucionado el mercado del retail en Colombia, de cómo han llegado nuevos jugadores y consideran que esta transformación es una gran oportunidad porque todos buscan abrir el mercado y estructurar un nuevo consumidor. "Esa fuerza común nos beneficia a quienes estamos en la industria", afirma Zubillaga. Y considera que el mercado colombiano les ha dado grandes oportunidades y que la experiencia ha sido positiva para el negocio.

En su concepto, el consumidor también ha ido evolucionando y ahora estructura las compras de una manera diferente. Las nuevas generaciones valoran más el tiempo y no le dedican tantas horas a buscar productos para satisfacer sus necesidades. Sus núcleos familiares son más pequeños y también averiguan las posibilidades online. 

Por ello, Farmatodo, siempre con el cliente como centro y guía del rumbo de su negocio, lanzó hace poco su página web y está dando los primeros pasos para ofrecer sus productos en línea en Colombia. De la misma manera ofrece una aplicación móvil, descargable de forma gratuita tanto en App Store como en Google Play, al igual que ofrece la opción de hacer pedidos a domicilio a través de WhatsApp. 

El portal de Farmatodo Virtual funciona las 24 horas del día y garantiza que, en promedio y con ligeras restricciones, el producto comprado se entregue en 40 minutos como máximo. De todas formas, las tiendas físicas siguen ofreciendo la atención original que se daba en los primeros años, sin perder el sello que hace que visitarlas sea una experiencia única para el consumidor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.