Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2017 12:00:00 AM

Miguel Grau: caballero de los mares

El héroe del Perú llevaba sangre colombiana.

Miguel Grau es para los peruanos un símbolo de nuestra Nación. En él recae la honorabilidad, dignidad y nobleza que todo ciudadano de nuestros países debería practicar. Cada 8 de octubre, en el Perú conmemoramos a Grau por su heroica gesta en la batalla de Angamos, donde perdió la vida, mediante un minuto de silencio. Pero la conmemoración de este hecho no tendrá sentido en el tiempo si no nos tomamos la molestia de entender lo sucedido y valorar las enseñanzas que dichos eventos nos dejaron.

La guerras, desde tiempos inmemorables, han sido el mecanismo por el cual se solucionaban las diferencias entre las partes. En ellas afloraba lo más bajo del comportamiento humano. Pero siempre dejaron alguna lección positiva. Para los peruanos, la guerra con Chile (1879-1883) fue un hecho traumático, sin entrar en detalles, mostró nuestra problemática como nación; no obstante, también surgió la figura de Miguel Grau Seminario, a quien debido a su actuar, se le denominó el ‘Caballero de los mares’.

En la batalla de Iquique en 1879, el almirante Grau tuvo un gesto de inmensa nobleza: honrar al vencido. Después de los nefastos sucesos, Grau recogió la espada y pertenencias de su rival chileno, el capitán de fragata Arturo Prat Chacón y se las entregó a su viuda, acompañadas de una sentida carta que hoy es una muestra de los valores de aquella época. En 1875, durante un periodo como civil, Grau fue elegido diputado por Paita, siendo miembro del Partido Civil. Con este acontecimiento, se demostraría su convicción democrática y de respeto al Estado de derecho. Con el fin de rememorar dichas convicciones, ha quedado establecido que su nombre sea recordado en cada sesión del Congreso de la República, donde la representación nacional contestará: “Presente”.

Su historia comienza en el norte del Perú, en Piura, región fronteriza con el Ecuador. Nació en 1834 fruto de un romance entre Luisa Seminario del Castillo y un coronel colombiano de Cartagena de Indias, Juan Manuel Grau Berríos, quien participó en la batallas de Junín y Ayacucho en 1824, decisivas para la consolidación de la independencia de nuestra región. Este breve repaso de la vida de Grau es solo un ejemplo de la estrecha relación entre el Perú y Colombia. Es importante que las nuevas generaciones conozcan los actos de nobleza y honor de Grau, quien llevaba sangre colombiana. Que dicho legado sea un sentimiento común entre  nuestros pueblos. Miguel Grau es peruano, colombiano y americano en el sentido amplio del término.

*Tataranieto del almirante peruano Miguel Grau.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.