Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2017 12:00:00 AM

Escritores peruanos que levantan la voz

Nuevos nombres de la literatura como Claudia Ulloa, María José Caro y Juan Manuel Robles demuestran que las letras del Perú se renuevan.

En la nueva lista de ‘Bogotá39’ (una selección de los 39 mejores escritores latinoamericanos menores de 40 años) aparecen tres autores peruanos: María José Caro, Juan Manuel Robles y Claudia Ulloa. Se trata de voces nuevas, menos conocidas a nivel internacional, salvo quizás por el caso de Robles, quien fuera destacado cronista en la revista Etiqueta Negra y cuya novela Nuevos juguetes de la Guerra Fría (2015) ha sido editada en gran parte del continente y en España.

Esta nueva lista en el caso de los peruanos –o más precisamente peruanas, pues esa es una excelente novedad de esta selección– es propicia para algunas reflexiones. Claudia Ulloa Donoso es una narradora que vive en Noruega, con una voz casi poética y que ha sido publicada solo en editoriales independientes, como la peruana Estruendomudo. Por su parte, María José Caro es una promisoria escritora cuya novela Perro de ojos negros tiene  mucho de autobiográfico, acercándose a la tradición de autoficción que se ha extendido en el Perú y cuyos representantes más reconocidos son el propio Robles, Jeremías Gamboa (Contarlo todo) y Renato Cisneros (La distancia que nos separa) y en la cual destacan localmente otras voces como la de José Carlos Yrigoyen, Francisco Ángeles, Jennifer Thorndike o Claudia Salazar.

Las listas son arbitrarias y generan polémica, lo cierto es que al menos en el caso del Perú, reflejan estas nuevas vías que recorre una de las escrituras más vivas de la región. No es curioso que sea sobre todo este género autoficcional el que se haya impuesto generacionalmente en narradores que quizás busquen alejarse de la figura patriarcal de Mario Vargas Llosa, nuestro Nobel, y quien sin lugar a dudas marcó la literatura peruana en las últimas décadas cultivando la novela ‘clásica’. La razón podría ser que se trata de escritores que viven la literatura de otro modo, que confían más en el testimonio que en la forma, o también que son narradores que provienen de la prensa –como alguien que más allá de los cuestionamientos es también uno de los escritores peruanos más vendidos en el extranjero: Jaime Bayly–.

Son nuevas voces las que buscan renovar la literatura peruana y sumarse a Vargas Llosa y a los autores que marcaron nuestras letras: Bryce Echenique, Oswaldo Reynoso, Miguel Gutiérrez, Alonso Cueto, Fernando Ampuero, por citar algunos. Otros que se destacan por su búsqueda de narraciones de largo aliento y temas más propios de la novela decimonónica son Diego Trelles Paz y Raúl Tola; cuentistas como Alexis Iparraguirre, Dante Trujillo, Carlos Arámbulo, Karina Pacheco y el minimalista Ricardo Sumalavia.

Más allá de nombres y listas –imposible hacer un recuento exhaustivo y de justicia en breves líneas– esta es una buena ocasión para recordar que el Perú, considerado un país de poetas, lo es también de una joven generación que desde diversos géneros encuentra una forma de levantar su voz por una nación moderna y vibrante.

*Director Biblioteca Nacional del Perú.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.