Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/2/2017 12:00:00 AM

¡Estamos de fiesta!

La Confederación Canadiense cumple 150 años y el país no escatimará en celebraciones y tampoco en oportunidades para revisar su pasado, presente y futuro.

La idea de agrupar las colonias británicas en Norteamérica y los pueblos que fueron colonizados por los franceses se consolidó en 1867 con la firma del British North America Act. Aprobado por la reina Victoria y por el Parlamento británico, el edicto entró a regir el primero de julio de ese año y, como resultado, se creó la Confederación Canadiense. Fue así como las provincias de Quebec, Ontario, Nuevo Brunswick y Nueva Escocia se agruparon bajo un solo gobierno que promovería su bienestar y comercio interno, y que a la vez favorecería los intereses del Imperio británico en esas tierras. Hoy en día hay diez pronvincias y tres territorios, incluido el Yukón, que se unió en 1999 a la confederación.

En su momento, la unión de las provincias recibió varios espaldarazos. En el Palacio de Westminster –donde sesiona el Parlamento británico– se llegó a decir que el acto “sienta las bases de un gran Estado, tal vez uno que en días futuros podría eclipsar a este país” y que esta nueva gobernanza les permitiría a las provincias “escoger su posición futura en el mundo”. Además, en este territorio tentadoras ideas como construir un ferrocarril nacional empezaron a comentarse.

En efecto fue un acuerdo que marcó el inicio de un nuevo Estado, pero que dejó atrás parte de su pasado. Las Primeras Naciones de Canadá, como se denominan los pueblos indígenas del país, no fueron incluidas en las discusiones previas al edicto y poco importó si querían hacer parte del promisorio territorio que se conformaba.


Ciento cincuenta años después, estos pueblos son uno de los pilares de la nación. Sus tradiciones están vigentes desde hace milenios y gobiernos recientes han condenado las cuestionables prácticas que los colonizadores infligían en estas poblaciones. Al día de hoy, son parte activa de la Confederación Canadiense y visibilizar su papel en el país es una de las metas de los festejos que ya están en marcha.

Este aniversario representa la oportunidad de evaluar qué es Canadá y de dónde viene. Su pasado, visto desde cualquier óptica, y las diferentes olas de inmigración de varios países y las minorías religiosas, contribuyeron a que hoy sea uno de los países más diversos del mundo y a que la igualdad y la inclusión sean uno de sus motores principales.

También es una ocasión única para reflexionar sobre el futuro. En tiempos de cambio climático, refugiados, grupos extremistas y posturas políticas tajantes, los canadienses han alcanzado un momento histórico para analizar el lugar que su país ocupa en el mundo y la relevancia internacional de lo que ocurre más allá sus fronteras.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.