Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2017 12:00:00 AM

Un buen vividero

La dotación de vehículos, la modernización de equipos y la construcción de una Estación de Policía Rural de Carabineros en inmediaciones al Parque Tayrona, garantizan la seguridad de turistas y locales.

Lograr que turistas y locales se sientan más tranquilos en zonas que históricamente han sido vulnerables a la violencia es el objetivo de las iniciativas que ha implementado la Gobernación del Magdalena desde la administración de Luis Miguel Cotes Habeych y ahora hacen parte del Plan Integral de Seguridad y Convivencia Ciudadana 2016-2019.

Se trata de un programa dentro del cual la administración departamental maneja un fondo del que obtiene recursos que invierte en infraestructura, adquisición de vehículos y componentes tecnológicos, dotaciones de personal y apoyos misionales; en un esfuerzo por reducir los índices de inseguridad en los 29 municipios del departamento.

En el último año, por gestiones de la gobernadora Rosa Cotes, se incrementó en 107 unidades de Policía el pie de fuerza, fortaleciendo los cuadrantes rurales en la región. Hoy día, el Magdalena registra cifras de criminalidad por debajo de la media nacional. Este año, por ejemplo, hubo una reducción del 20 por ciento de homicidios con siete casos menos que en 2016. Los hurtos en todas las modalidades han disminuido 7 por ciento y no se han presentado secuestros extorsivos desde 2014.

Estos indicadores son fruto de la labor de la fuerza pública, que en el último año capturó a 677 personas por diferentes delitos, incautó 1.990 kilos de estupefacientes y 100 armas de fuego.

En 2017 se han realizado cuatro consejos de seguridad, y se tiene previsto descentralizarlos por subregiones. Así mismo, se está organizando el Consejo de Seguridad del Río, debido a la importancia del río Magdalena para el departamento y los 15 municipios que lo rodean.

Soluciones reales

“El corredor vial que une al Magdalena con La Guajira requería de un control a la seguridad que implicara además la protección al área del Parque Tayrona”, cuenta Luis Miguel Gómez, secretario del Interior departamental.

Para responder a esta necesidad y con el fin de hacer presencia institucional en una zona golpeada y afligida por el pasado, la Gobernación construyó la Estación de Policía Rural de Carabineros Buritaca con recursos del Fondo Territorial de Seguridad y Convivencia (Fonset). Una obra en la que se invirtieron 7.400 millones de pesos y que se encuentra articulada con la Policía Metropolitana, la Sijín, la Sipol, el Gaula, la Policía Fiscal y Aduanera, la Policía de Infancia y Adolescencia y la Dirección de Antinarcóticos.

No se trata únicamente de un puesto de control sino de un centro que alberga diferentes especialidades de la Policía y presta un servicio integral a la población. Está integrada por un bloque administrativo, un área exterior, caballerizas, patio de formación y parqueaderos. “Es un lugar estratégico de acceso, entrada y salida del departamento”, advierte el secretario.

A la vanguardia

Otro de los proyectos que la Gobernación pondrá en marcha en los próximos meses, de acuerdo con el secretario del Interior, es el Sistema Integrado de Seguridad y Emergencias, cuyo componente principal es la instalación de 250 videocámaras de vigilancia monitoreadas desde un centro especializado, incluidas las de identificación de rostro y vehículos, en todo el Magdalena. El mejoramiento del sistema bomberil también es una prioridad. “En 15 municipios tendremos máquinas certificadas. Así dispondremos de un alto cubrimiento”, puntualizó Gómez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.