Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2017 12:00:00 AM

Cinco razones por las que vale la pena visitar Medellín

El equipo de aventureros de la premiada guía ‘Rough Guides’ comparte los motivos por los que la capital antioqueña es un destino obligado para los viajeros del mundo.

Medellín vive un momento increíble. La segunda metrópoli de Colombia se ha sacudido de su turbulenta historia y es un verdadero epicentro de innovación. Es un lugar dinámico, interconectado, lleno de posibilidades: cuenta con diversos espacios culinarios, una escena artística vibrante y en sus calles se respira un aire creativo. La ciudad de la eterna primavera no para de crecer.

1. Innovación inspiradora

La luminosa Medellín de hoy es una urbe transformada. La política de arquitectura democrática ha rejuvenecido sus áreas más deprimidas. Por ejemplo, en una antigua plazoleta dedicada al crimen ahora brillan 300 agujas de luz. Varias bibliotecas, de diseño admirable, revivieron espacios barriales olvidados. Además, teleféricos y escaleras eléctricas conectaron aislados distritos con el corazón de la ciudad, como la Comuna 13, hoy reconocida por su arte callejero.

2. Café de verdad

Medellín reposa en una de las principales zonas cafeteras del país que, tradicionalmente, ha exportado lo mejor de su producto estrella mientras deja para los locales el de menor calidad. Pero algunos establecimientos están cambiando esa historia. La marca Pergamino lidera esta transformación al exhibir sus granos de origen, tostados localmente en una alternativa cafetería.

Medellín ha empezado a vender en su misma ciudad los mejores tipos de café que produce.

3. Arte

Sumergida en la creatividad, Medellín ya vale el tiquete solo por las obras de un joven local que se convirtió en artista legendario: un tal Fernando Botero. Veintitrés de sus redondeadas y fascinantes esculturas están distribuidas a lo largo y ancho de la Plazoleta Botero, mientras que en el Museo de Antioquia, su obra está acompañada por el arte de otros ilustres colombianos.

Vista interior del Museo de Antioquia.

4. La escena gastronómica

El lujoso barrio El Poblado es la zona de la buena comida y de las vibrantes noches que viven hasta el amanecer, la escena culinaria ofrece desde lo tradicional hasta lo más arriesgado. Uno de sus restaurantes destacados es El Cielo, donde el chef, Juan Manuel Barrientos, ha implementado su visión de la paz en la cocina. Allí, personas que decidieron dejar las armas y volver a la vida civil trabajan juntos para crear obras maestras de la cocina molecular.

El restaurante El Cielo contrata personas reintegradas a la vida civil y se especializa en cocina molecular.

5. Escapada a Guatapé

A solo dos horas de Medellín está Guatapé, un precioso pueblito de casas multicolores que se extienden hasta un pacífico lago. Su vecina, la piedra de El Peñol, irrumpe en el paisaje. Es un imponente monolito de 200 metros de altura. Una escalinata que dibuja un zig zag con 649 escalones permite alcanzar su cima. El esfuerzo de los caminantes es recompensado con una panorámica de varias islas abajo en el lago.

Guatapé es uno de los lugares emblemáticos más cercanos a Medellín. Está a dos horas por carretera.

*Hace parte de DK, editorial líder en publicaciones ilustradas con títulos disponibles en más de 100 países.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.