Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2017 12:00:00 AM

El centro de Pasto, un museo a cielo abierto

Al imponente paisaje que rodea la ciudad, se suma el valor histórico de sus edificios. Disfrute de un recorrido por su patrimonio arquitectónico.

La conservación del centro histórico de San Juan de Pasto ha tenido que sobrevivir a fenómenos naturales como terremotos, a las normas que con criterios de valoración e intervención pueden modificar su esencia, a la indiferencia social y a la escasa apropiación del patrimonio por parte de sus habitantes, que han terminado por desligar pasado, presente y futuro con evidentes cicatrices imborrables.

La transformación del paisaje urbano oculta el verde de las montañas y la jerarquía de torres y cúpulas que caracteriza a la denominada –en 1859– Ciudad Teológica de Colombia. Sin embargo, la riqueza patrimonial de Pasto está presente de manera aislada: en su arquitectura residencial, cultural, institucional y religiosa; incluso su centro histórico es considerado Bien de Interés Cultural (BIC).

La también llamada Ciudad Sorpresa de Colombia –apelativo que reafirma la sorprendente pérdida del patrimonio arquitectónico en el centro histórico– refleja presencia y ausencia, dualidad entre el clamor por conservar el pasado y generar innovación en nuestra contemporaneidad, quizá bajo la errada premisa de ‘progreso’ en la que al parecer el patrimonio no tiene lugar. Estos son algunos ejemplos de lo mucho que hay por valorar, conservar y salvaguardar en el centro histórico de la capital nariñense.

Casona Taminango y Capilla de Nuestra Señora de Lourdes

Este conjunto arquitectónico colonial se destaca por la sencillez de su arquitectura de tierra, conservada gracias a la Fundación Museo Taminango de Artes y Tradiciones Populares de Nariño y la Comunidad Religiosa del Oratorio de San Felipe Neri. La casona fue construida en 1623 y declarada como BIC en 1971; la capilla data de 1885 y su declaración como BIC fue promulgada en 2003.

Arquitectura religiosa

A pesar de las pérdidas sistemáticas del patrimonio, quizá las edificaciones que más se destacan en el centro histórico son las de carácter religioso. La temprana presencia de comunidades religiosas dejó su huella en la arquitectura de la ciudad, pues en la segunda mitad del siglo XVI (1550 a 1588) llegaron franciscanos, mercedarios, dominicos, agustinos y conceptas.

Palacio de Gobierno de Nariño

Localizado en el marco de la Plaza de Nariño, su lenguaje republicano, fachada en ladrillo pañetado, portal en piedra y patio interior tipo claustro expresan la belleza y carácter de los edificios institucionales. Fue declarado BIC nacional en 1998.

Teatro Imperial de la Universidad de Nariño

Fue construido en 1924 y declarado BIC nacional en 1998. Su austeridad interior y la rica ornamentación de su fachada republicana sirvieron como escenario de óperas, conciertos, cine mudo, discursos políticos, corridas de toros y hasta duelos de tigres con toros. Su proceso de conservación obtuvo mención de honor en la Bienal de Arquitectura de Quito en 2004.

Catedral de Pasto

Fue inaugurada en 1920 y declarada BIC nacional en 2000. Además de su imponente arquitectura, se destaca por su interior lleno de arte y esculturas religiosas únicas. Su plan de conservación fue destacado en la Bienal Colombiana de Arquitectura en 2014.

*Arquitecto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.