Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/2/2017 12:00:00 AM

Los pastusos rescatan el espacio público

Con proyectos que buscan solucionar los problemas de invasión, charlas y actividades para generar conciencia ciudadana se está recuperando las zonas que son de todos.

Los centros de las capitales suelen ser los lugares más concurridos, y sus historias permanecen en las edificaciones y monumentos que conservan la memoria de tiempos pasados. Ese es el caso de la plaza principal del centro de la capital nariñense, donde la estatua de Antonio Nariño vigila desde hace años a los transeúntes, la iglesia conserva la tradición religiosa y el Pasaje del Corazón de Jesús, de color blanco y ventanas con marcos café, no deja de robarse la atención. Preservar este y los demás espacios públicos de Pasto es uno de los objetivos principales de la Alcaldía municipal.

Según la Organización Mundial de la Salud, las ciudades deben tener por lo menos 15 metros cuadrados de espacio público por habitante. La capital nariñense presenta un déficit de 12,8 metros cuadrados frente a ese estándar internacional. Sin embargo, sus espacios son confortables y la han ubicado como la cuarta ciudad con mayor capacidad para el espacio público en Colombia.

A unas cuadras de la plaza, en la dirección hacia donde se encuentra el volcán Galeras, están las calles 17 y 18, y la carrera 22, tres de las principales vías de la ciudad. Ambas cuentan con una amplia oferta de comercio y en el pasado, la carrera 22 se reconocía por los mecánicos que en plena vía y en los andenes se dedicaban a arreglar motos. En las aceras de estas estratégicas vías se presentaba, en consecuencia, el mayor problema de ocupación indebida.

El programa ‘Espacio público incluyente en armonía con el territorio’, liderado por la Dirección Administrativa de Espacio Público de la Alcaldía, nació de la necesidad de recuperar, mantener y divulgar la importancia de lugares que, como estos, pertenecen a todos los pastusos. En la carrera 22 y las calles 17 y 18 se realizó la intervención más exitosa, hasta el momento, en el marco de esta iniciativa.

Durante el proceso de formulación del programa se identificaron los principales problemas relacionados con el espacio público que, en general, no solo se limitaban a una invasión de trabajadores informales sino a las falencias en su protección y a la presencia de varias formas de contaminación ambiental que atentaba contra el buen aprovechamiento de estas áreas.

Para Fredy Gámez, quien está al frente de la Dirección Administrativa de Espacio Público, es importante que los pastusos adquieran un sentido de pertenencia por esos corredores que sirven de conexión para todos. Y advierte sobre la importancia de hacer las cosas bien y no auspiciar a los trabajadores informales que, por ejemplo, pueden ocupar casi todo el ancho de una acera con las frutas que venden en carretillas.

Estrategias incluyentes

A través de charlas y actividades, las autoridades concientizaron a los habitantes de la importancia de los andenes y plazas abiertas. Foto: Óscar Coral.

Después de identificar los fenómenos que reducen y limitan el espacio público se diseñaron estrategias encaminadas a solucionar los principales inconvenientes. En una de las primeras acciones, las autoridades concientizaron a los habitantes de la importancia de sus andenes y plazas abiertas por medio de charlas y actividades para cultivar una comunidad más educada, tolerante y sensible. Como el gran reto del programa es preservar en el tiempo el cumplimiento de estas medidas, ese proceso resultó clave.

La ocupación indebida del espacio público por cuenta de la economía informal también se convirtió en un asunto prioritario. Para resolverlo, la Alcaldía de Pasto propuso una metodología participativa con la comunidad en línea con su proyecto de desarrollo sostenible para la ciudad.

Las 104 familias que trabajaban en las calles 16 y 17 ahora participarán en ferias itinerantes, lo que significa que ya no estarán únicamente en las calles y andenes de siempre sino que llevarán sus productos a distintos lugares de Pasto que fueron acondicionados para ellas. Y los 40 mecánicos de motos de la carrera 22 tampoco seguirán invadiendo los andenes y la vía. Ahora ofrecen sus servicios en cerca de 20 talleres organizados que les permiten trabajar más cómodamente y mantener despejado un espacio que les pertenece a todos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.