Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2017 12:00:00 AM

El Festival de la Colombianidad: la fiesta insigne de la región

Le explicamos en qué consiste esta celebración que hace homenaje a la cultura nacional y que además, busca convertirse en patrimonio cultural e inmaterial del país.

Además de industria, en Tocancipá también se respira cultura. Basta con citar un ejemplo: más del 80 por ciento de los estudiantes de las instituciones del municipio hacen parte de la sinfónica, la banda de guerra o el coro, una muestra de lo que hay detrás de una celebración que después de 17 ediciones se proyecta como la más reconocida en la región.

El ‘Festival de la Colombianidad, la Música, la Cultura y la Actividad Lúdica’ se celebra desde el año 2000 en Tocancipá y se ha consolidado como uno de los eventos culturales más grandes de Cundinamarca. Tiene lugar cada año a finales de septiembre, de tal manera que coincida con el cumpleaños del municipio.

En su agenda se destaca la participación de delegaciones procedentes de otros lugares del país e incluso de diferentes partes del mundo. El objetivo es que este festival alcance el mismo nivel del Carnaval de Barranquilla, la Feria de Cali y el Carnaval de Blancos y Negros, en Pasto, por mencionar ejemplos nacionales, o incluso el de grandes carnavales latinoamericanos como el de Río de Janeiro, en Brasil.

La programación se compone principalmente de concursos de bandas sinfónicas y de marcha, galas de danza, teatro al aire libre, exposiciones de arte y conciertos. Su principal atracción es el ‘Desfile de la colombianidad’, que desde la edición de 2016 se realiza durante la noche a lo largo de la antigua vía nacional, un escenario de dos kilómetros por donde pasan carrozas y comparsas entre los espectadores, que en su última versión fueron cerca de 25.000 personas.

Ante la creciente importancia del evento, el gobierno municipal pretende que el festival sea reconocido como patrimonio cultural e inmaterial del país y se posicione como el gran evento de Cundinamarca, la fiesta insigne de toda la región.

Esta gran colombianidad ha hecho que no sea una simple coincidencia que el significado en muisca del nombre del municipio sea ‘las alegrías del zipa’.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?