Logo Bancolombia
  • Logo especial Semana

La mano que le dio a Perú la clasificación

Raúl Ruidíaz anota el gol del triunfo de Perú con el antebrazo. La acción, que debió ser anulada, fue convalidada por el árbitro uruguayo Andrés Cunha.

El polémico gol que el peruano Raúl Ruidíaz anotó con su antebrazo y le dio el triunfo a su selección ante Brasil encendió el debate por la mala labor de la terna arbitral.
PUBLICACIÓN: 6/12/2016

La Copa América Centenario, que se disputa en Estados Unidos, no ha estado exenta de polémicas decisiones arbitrales.

Primero fue un gol mal anulado a Ecuador ante Brasil en la primera jornada, cuando el balón no había salido completamente del campo en un centro que terminó en gol para los ecuatorianos pero el árbitro chileno Julio Bascuñán no convalidó. Y luego el juez central estadounidense Jair Marrufo cobró una pena máxima inexistente a favor de Chile sobre el final del partido contra Bolivia, cuando el reloj marcaba el minuto 98 e igualaban 1-1, y los australes se impusieron gracias a dicho penalti. 

Pero el caso más escandaloso se produjo este domingo 12 de junio cuando el árbitro uruguayo Andrés Cunha convalidó un gol con la mano anotado por el atacante peruano Raúl Ruidíaz, que le valió la clasificación a Perú y significó la eliminación prematura de uno de los favoritos de siempre, Brasil

Como se puede observar en las imágenes televisivas (DirecTV Sports) y en fotografías captadas en el estadio Gillette en Foxborough, cerca a Boston, Massachusetts, Ruidíaz se ayudó con su antebrazo para empujar el balón dentro del arco defendido por el portero brasileño Alisson. 

En la rueda de prensa posterior al partido, el seleccionador de Brasil, Dunga, se quejó amargamente del arbitraje que supuso la eliminación del equipo que dirige de la Copa América y de cómo, a pesar de los recursos tecnológicos, se siguen cometiendo errores graves que manchan el espirítu de este deporte. 

"Con toda la tecnología que hay, con las cámaras, tengo duda de por qué se cometen errores tan graves", dijo Dunga en alusión al gol de Ruidíaz. 

Dunga también consideró "extraño" que el árbitro y sus asistentes pasasen cerca de cinco minutos consultando a alguien, por radio, acerca del gol. "No logro entender. Estaban consultando, hablando con alguien, no sé con quién. Tienen que hablar entre ellos cuatro, no vía radio o micrófono. ¿A quién y de qué forma estaban consultando? Eso es extraño", dijo el entrenador brasileño.

Después de la eliminación, Dunga recalcó que Brasil tuvo un buen primer tiempo y aseguró que fue eliminado por un factor "que no es del fútbol" y pidió la comprensión de los aficionados. "No es normal, tal vez nunca ocurrió que Brasil fuese eliminado por un gol de mano tan claro", comentó.

El técnico también pidió "paciencia" para tener "continuidad" en su trabajo iniciado en 2014 después del Mundial en el que los brasileños fueron anfitriones y cayeron estruendosamente en semifinales ante Alemania por 7-1, y aseguró que no teme su destitución porque el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Marco Polo del Nero, "sabe cómo se está trabajando".

"Sólo temo la muerte", concluyó Dunga, aunque admitió que aumentará la presión sobre él.

*Con información de EFE