Jueves, 19 de enero de 2017

| 1996/05/06 00:00

12 MONOS

CON UNA DEMENCIAL ACTUACION EN ESTA PELICULA, BRAD PITT OBTUVO SU NOMINACION AL OSCAR COMO MEJOR ACTOR DE REPARTO

12 MONOS

Director: Terry Gilliam Protagonistas: Bruce Willis, Madeleine Stowe, Brad Pitt Las películas de anticipación, que mezclan de una u otra forma la realidad con la ilusión, el pasado y el futuro, han construido su propio nicho en la industria cinematográfica. La obsesión por conocer el futuro, o mejor, regresar de él para corregir los errores pasados, ha sido la base de películas como Vengador del futuro y Terminator, dos de las más cercanas aproximaciones al género. La última de ellas es 12 monos, del director Terry Gilliam, el mismo de Pescador de ilusiones. La película narra las aventuras de un presidiario del siglo XXI (Bruce Willis) que viaja en el tiempo a 1996 para cumplir una orden precisa: encontrar la fuente primitiva del virus mortal que prácticamente extinguió a la especie humana, ocasionando el nuevo reinado de los animales. Como suele suceder en este tipo de películas, el guión está especialmente concebido para jugar con el tiempo de manera que ni el espectador ni los personajes reconozcan la verdadera realidad en la que habitan. Gilliam no se conforma solo con esto, sino que le añade un ingrediente más: la posibilidad de que todo no sea sino invento demencial del supuesto enviado del futuro, quien al fin y al cabo, en su viaje al presente, tiene que compartir clínica siquiátrica con un verdadero chiflado: Brad Pitt. Aunque la idea es buena, Gilliam mezcla tanto los elementos que termina por perderse él mismo en un eterno retorno que funciona como dos espejos enfrentados pero que en última instancia es un intento de ilusión demasiado recargado, incoherente y confuso. Con su papel de demente, Brad Pitt obtuvo una nominación al Oscar como mejor actor de reparto. Pero la academia suele descrestarse con poco. Los ojos desorbitados, las muecas frenéticas, las risas desencajadas y una que otra obscenidad con las manos son lo único que ofrece Pitt en su obvia y exagerada caracterización.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.