Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/19/2015 9:00:00 PM

Colombia recupera su memoria

Este fue el año del patrimonio en el país. El hallazgo del Galeón San José y el reconocimiento de la Unesco al vallenato lo confirman.

Diciembre llegó con grandes sorpresas. El martes primero, la Unesco proclamó al vallenato Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y, tres días después, el presidente Juan Manuel Santos anunció en su cuenta de Twitter el hallazgo del galeón San José.

Así terminó de la mejor forma posible un año en el que hubo, como nunca antes, un gran interés por proteger el patrimonio cultural de la nación. El Ministerio de Cultura, las universidades, los gobiernos locales, las instituciones públicas y privadas compartieron ese interés.

El momento histórico del país explica esa tendencia. “Imaginar el posconflicto nos ha vuelto más sensibles frente a estos temas. Ahora pensamos en lo que somos. Y el patrimonio nos permite identificarnos en nuestra diferencia, nos hace ricos como nación”, dice Alberto Escovar, jefe de la Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

Por otra parte, el hallazgo del galeón San José, que naufragó en 1708 frente a la costa Caribe, sigue dando de qué hablar. Sobre todo, porque llevaba a España 200 toneladas de oro, plata, esmeraldas, entre otras riquezas, cuyo valor se estima entre 5.000 y 10.000 millones de dólares.

Esa circunstancia motivó el debate de si este tesoro pertenece a Colombia, a España, a otros países como Perú o Panamá. O a la empresa estadounidense Sea Search Armada. Incluso los descendientes de las 600 personas que murieron en el naufragio podrían tener velas en ese entierro.

Pero aún no se habla mucho del valor cultural del galeón, un testimonio de los procesos políticos, sociales, económicos y militares de la Colonia y la guerra de sucesión española a principios del siglo XVIII. “El tesoro del San José al margen de su mayor o menor valor económico es un bien patrimonial, constituye una parte fundamental de la historia y la memoria de las sociedades”, señala el diario madrileño El País en un editorial en el que le pide al gobierno español que ayude a recuperarlo en vez de reclamar su propiedad. ¿La solución? Por ahora se habla de un museo en Cartagena donde se exhibirán los hallazgos. Aunque primero es necesario intervenir el lugar donde está el galeón. Y no es una tarea fácil.

El San José no es el único caso de recuperación del patrimonio cultural sumergido en aguas colombianas, regulado por la Ley 1675 de 2013, según la cual pertenece a la Nación. En 2015, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Icanh), la Dirección General Marítima (Dimar) y algunos grupos científicos investigaron en los golfos de Urabá y Morrosquillo, y en Buenaventura, Ciénaga y la bahía de Cartagena, entre otros lugares, e identificaron bajo el agua antiguos puertos y varios restos de embarcaciones. En este último lugar, en julio, terminó una investigación arqueológica subacuática que logró preservar un cañón y más de 100 estructuras de madera, de uno de los barcos que Blas de Lezo mandó a hundir a propósito, para impedir el avance de la flota británica de Edward Vernon, en 1741.

La preservación de las tradiciones musicales también fue prioridad. El país celebró que la Unesco hubiera declarado al vallenato Patrimonio Cultural de la Humanidad, un homenaje a un género nacido hace 130 años en Cesar, Magdalena y La Guajira. Un premio a una tradición musical que relató la cotidianidad de los habitantes de la región, su tradición oral, sus historias. No en vano alguna vez el escritor y periodista Juan Gossaín lo definió como “una forma popular de hacer crónica”.

Pero no todo es para celebrar. La declaratoria de la Unesco es, ante todo, una alerta para preservar urgentemente un patrimonio que se ha ido perdiendo en medio del conflicto armado, el narcotráfico y una nueva vertiente que se aleja de la tradición. ¿Soluciones? Crear un observatorio de la música y la cultura vallenata, fomentarlo más desde la radio y la televisión pública, promocionarlo en eventos culturales y turísticos. El gobierno piensa financiar estos proyectos con los impuestos de telefonía celular en los municipios cubiertos con la declaratoria.

Y se destacaron otras iniciativas. La Dirección de Patrimonio restauró edificios e iglesias: por ejemplo, la Quinta Teresa, una casa construida en Cúcuta en 1893; cuatro capillas paeces del Cauca, del siglo XVIII; está culminando la restauración de la basílica de Monguí (Boyacá), del siglo XVIII; y ya comenzaron los trabajos en la casa de Policarpa Salavarrieta en Guaduas.

La recuperación de las cocinas tradicionales colombianas también dio de qué hablar. Se han rescatado recetas e ingredientes que se daban por perdidos, así como sus conocimientos y sus rituales. Y lo que es mejor, la gastronomía nacional comienza a tener proyección internacional.

Colombia comenzó, junto con Venezuela, el proceso para que la Unesco incluya los cantos tradicionales del Llano en la lista de patrimonio de la humanidad y también comenzó el proyecto para incluir al parque nacional de Chiribiquete.

Y Señal Memoria, un proyecto de Radio Televisión de Colombia (RTVC) que surgió hace dos años, sigue en su labor de recuperar 150.000 archivos audiovisuales de los 61 años de la televisión pública y casi 100.000 sonoros de los 75 años de la Radio Nacional.

Aunque cada vez hay más interés por el patrimonio, aún quedan detalles por mejorar. Es fundamental que los colombianos se apropien aún más de él . También hace falta conciliar algunas leyes con prácticas culturales que se ven afectadas por ellas: por ejemplo, hay normas de salubridad que chocan con cocinar con leña. También es importante debatir sobre qué medidas tomar para que la infraestructura no afecte a los lugares históricos.

Pero si hay un hecho a destacar en el campo de la cultura en 2015 es que, de a poco, Colombia se está reconciliando con su pasado. Y está aprendiendo a valorarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.