Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/13/2002 12:00:00 AM

Abriendo caminos

Contra los pronósticos más pesimistas nuevos espacios para la difusión del arte han abierto sus puertas en los últimos meses en Bogotá.

Una de las quejas que con mayor frecuencia se repite en el ámbito cultural es que los artistas no tienen los espacios necesarios para difundir su obra. Conseguir un lugar en la programación anual de los principales museos y galerías del país se ha convertido en toda una travesía. Y mucho más si el artista le ha apostado al video, a las instalaciones, al performance y a medios relacionados con tecnología. De allí que sea digno de aplausos el surgimiento de nuevos espacios para la difusión del arte. A la inauguración de la nueva sede de la Galería La Cometa, al norte de Bogotá, se han sumado la Galería Valenzuela y Klener, El Parche y la Galería Mundo, lugares que han abierto sus puertas durante los últimos cuatro meses en uno de los sectores más tradicionales de la capital: el barrio La Macarena y Bosque Izquierdo. “Este sitio es muy especial pues muchos artistas viven por el sector, cineastas, poetas, directores de teatro. Además, muy cerca de aquí, están los museos más importantes”, comenta Jairo Valenzuela, director de la Galería Valenzuela y Klener Arte Contemporáneo. Las cuatro galerías, aunque están unidas con el objetivo de promover el arte, tienen propósitos diferentes. “Nuestra idea es traer a algunos artistas extranjeros que no son tan publicitados pero que sí tienen una amplia trayectoria para que el público logre tener contacto con ellos. Aunque también habrá cabida a los artistas jóvenes colombianos”, afirma Eduardo Consuegra, uno de los fundadores de El Parche. En Mundo, espacio que dirige el artista Carlos Salas, se han organizado exposiciones que tienen ciertas afinidades con muestras presentadas en los museos. “Son como homenajes a valores artísticos ya consolidados. Así fue la exposición sobre Omar Rayo, Rogelio Salmona, ahora con ‘Inmigrantes’, artistas extranjeros y próximamente con Ana Mercedes Hoyos”, comenta Salas. Jairo Valenzuela, por su parte, desde hace más de 15 años se la ha venido jugando con el apoyo a artistas que no son tan comerciales. “No ha sido fácil esta labor. Yo llevo más de seis años adecuando el lugar y competir con otras galerías más comerciales no ha sido fácil”, dice Valenzuela. En La Cometa, dirigida por Esteban Jaramillo, se están exhibiendo varios dibujos inéditos de Edgar Negret y algunos de sus ’aparatos mágicos’. En esta nueva sede, como sucedía en la anterior, también se harán exposiciones en torno a temas específicos. Cada uno en su estilo, la apertura de estos espacios es celebrada por los artistas y el público bogotano. En medio de tantas dificultades el arte se sigue abriendo camino.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.