Martes, 24 de enero de 2017

| 2016/04/15 18:29

Una ley para los actores

El próximo 20 de abril La Asociación Colombiana de Actores (ACA) radicará en el Congreso de la República un proyecto de ley para mejorar sus condiciones laborales.

“Yo actúo por los actores” es el eslogan con el que el gremio pide que les reconozcan sus derechos laborales. Foto: Cortesía

En la actualidad los actores colombianos no cuentan con derechos laborales mínimos para ejercer su oficio. Las empresas no les ofrecen garantías en seguridad social, violan el máximo de horas en las jornadas de trabajo y el derecho al descanso. Por eso, los artistas han elaborado una ley en la que piden que les reconozcan sus derechos para asegurar una vida digna y para hacer posible que puedan vivir de su profesión.

El actor Julio Correal, líder de este proyecto, dice que una de las finalidades de la ley que van a presentar ante el Congreso es que la actuación se profesionalice: “Queremos que la actuación sea considerada una profesión porque no hay equidad cuando a un actor que se ha preparado tiene las mismas condiciones que alguien que nunca ha pasado ni por un taller de actuación”.

Correal también asegura que en otros países como Brasil y México los actores tienen derechos como cualquier otro trabajo, un límite en las jornadas laborales, derecho a descanso y remuneraciones por las repeticiones y ventas de las producciones en el extranjero.

Otro de los problemas –cuenta la actriz Diana Ángel– es que “los actores tenemos una intermitencia laboral que nos dificulta tener una vida digna. Yo, por ejemplo, llevo dos años y medio sin trabajar. La gente piensa que somos millonarios y no es así. Tenemos dinero mientras grabamos, pero ese dinero nos tiene que rendir para los períodos de desempleo, que pueden ser muy largos, y pagar la tributación es muy difícil como la de cualquier colombiano independiente”.

Son tan duras las condiciones que tienen los actores en Colombia, que muchos de ellos cuando van a participar en una producción colombiana prefieren hacerlo con una productora del extranjero. Paola Turbay asegura que gracias a que ha logrado hacer sus contrataciones con productoras en Estados Unidos tiene seguro médico y recibe regalías por las ventas de las producciones en otros países y por las repeticiones.  

Esta ley también busca que las personas que han dedicado su vida entera a la actuación puedan tener una vejez digna, ya que muchos de ellos llegan a esta etapa sin ninguna protección o estabilidad. “Yo llevo más o menos 55 años actuando y las condiciones nunca habían sido tan graves –afirma Marco Antonio López–, ahora nos han quitado los derechos de autor, los salarios son irrespetuosos y no hay reconocimiento a la experiencia. Desde cuando la televisión se privatizó, cada vez nos pagan menos, las producciones son más duras, la gente se accidenta más y nadie responde. Pagamos una salud de la que no podemos servirnos porque si tenemos un problema mientras estamos grabando, no podemos ir al médico”.

Esta ley ya cuenta con el visto bueno de varias bancadas en el Congreso y se espera que sea aprobada, pues muchos de los congresistas consideran que es un absurdo que todavía existan oficios o profesiones de ‘segunda categoría’ que no garanticen los derechos mínimos para ser ejercidas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.