Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2003/12/08 00:00

Aguinaldo clásico

Estas son algunas muy buenas opciones para los melómanos. Buena parte de este material está disponible en CD y DVD.

Aguinaldo clásico

The Goldberg Variations
Glenn Gould toca Bach
DVD video. Sony Classical.

¿Un pianista, en estudio, tocando Bach? Sí: Glenn Gould, quien se consagró como uno de los grandes de todos los tiempos con las Variaciones Goldberg de Bach en 1955. Después dejó la escena y limitó su carrera a grabaciones y televisión.

En 1981, un año antes de su prematura muerte, grabó este video. Las cámaras hacen de él una experiencia, cada 'variación' tiene un tratamiento visual único, es una lección de musicalidad y una fiesta para los sentidos. Gould no toca, sencillamente construye una obra de arte.



Paris. La Belle Epoque
Obras de Faure, Franck, Massenet & Saint-Säens
Yo-Yo Ma, cello
Kathryn Stott, piano
Sony Classical

Otra gloriosa grabación de Yo-Yo Ma. Música del París de la belle époque (originales para violín y piano, transcritos a violonchelo). Son compositores cuya obra influyó para la creación de Vinteuil, el compositor de En busca del tiempo perdido de Marcel Proust. Trae la Meditación de Thaïs de Massenet, Habanera de Saint-Säens y Sonata Nº1 de Fauré (transcripciones de Ma), y corona con la Sonata en la mayor de Franck (transcripción del compositor). Yo-Yo Ma lleva esta música en el alma, porque nació en París, allá inició sus estudios... y porque es un genio.



Duetto
Marcelo Avarez & Salvatore Licitra, tenores
Sony Classical. DVD & CD.

Parecidos, pero no lo mismo. DVD y CD básicamente contienen el programa del concierto de Salvatore Licitra y Marcelo Alvarez (dos de los grandes tenores de la era posPavarotti/Domingo/Carreras) en el Coliseo de Roma hace unos meses; mismo concierto que días después hicieron en el aniversario del Central Park neoyorquino. El repertorio va de la ópera a lo popular. Las diferencias: el video tiene arias de Puccini y Cilea, el compacto fragmentos de Los pescadores de perlas de Bizet. Eugene Kohn dirige la Orchestra Roma Sinfonietta (DVD) y Daniel May The Kühn's Choir & The City of Praga Philharmonic (CD). Dos grandes, grandísimos tenores, dignos de ceñir la corona de sus ilustres antecesores.



Ravel: L'Oeuvre Pour
Piano
Alexandre Tharaud, piano
Harmonia Mundi. Forum

No muchos tocan Ravel, porque es dificilísimo. Demanda demasiada técnica, bastante sutileza y mucha inteligencia. Alexander Tharaud en dos compactos ha grabado su obra completa. Significa que además de medírsele a cosas complejas como Gaspar de la Nuit, Valses nobles et sentimentales, Miroirs, Jeaux d'eau y Le Tombeau de Couperin, y otras aparentemente sencillas como Menuet antique y Pavana pour une infante défunte, también incursiona en obras recientemente descubiertas, como Menuet en ut diése y La parade. Tharaud toca como un gran maestro. Quizá el secreto está en que considera a Ravel como el gran sucesor de Rameu, y ha estudiado a fondo y domina a Rameau.



VERDI: AIDA
Millo, Domingo, Zajick
Metropolitan Opera Chorus & Orchestr. Levine
DVD·Deutsche Grammophon

Para qué diablos engañarse, Aída demanda por igual grandes voces y un gran espectáculo, lo que no significa que se la convierta en un circo. Este registro de 1989, tomado del Metropolitan de Nueva York, con dirección de James Levine, tiene esos ingredientes. El público queda deslumbrado en el acto II cuando el aposento de Amneris desaparece porque de lo alto baja la calle de Tebas donde ocurre la gran escena triunfal y aplauden el espectáculo (decorados de Gianni Quaranta, vestuario de Dada Saligeri). También ovacionan a Dolora Zajick por una intervención del acto IV, que no es un aria. Esa es la pauta de una esplendorosa 'puesta' que cuenta con Aprile Milo como Aída, Plácido Domingo es Radamés, Dolora Zajick la Amneris y Sherrill Milnes el Amonasro.



VERDI: DON CARLO
Carreras, Izzo D'Amico, Furlanetto & Baltsa
Filarmonica de Berlin. Karajan

Salzburgo,1986
DVD Sony Classical

Muy pedante decir que es una versión 'definitiva' del Don Carlo de Verdi. Pero así es. Karajan reunió algunas de las mejores voces del mundo, encargó decorados fastuosos (Günther Schneider-Siemssen) y el vestuario (Georges Wakhhevitch) parece salir de cuadros de Tizziano y Velázquez.

Musicalmente es esplendoroso: José Carreras, Don Carlo, en posesión entonces (1986) del instrumento que le hizo famoso, Fiamma Izzo D'Amico es una Elisabeth de Valois frágil, noble y hermosa, Piero Capuccilli un intenso marqués de Posa, Ferruccio Furlanetto un frío y vulnerable Felipe II y Matti Salminen un aterrador Gran Inquisidor. En cuanto a la princesa de Ebolí de Agnes Baltsa, simplemente es histórica. Karajan dirige asesorado por un ángel y un demonio a lado y lado del podium, como lo exige la obra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.