Martes, 17 de enero de 2017

| 1986/02/17 00:00

AHI FUE TROYA

Aparentemente, la verdadera Troya estaba ubicada en Yugoeslavia, y no en Asia Menor.

AHI FUE TROYA

Aunque todavía no está comprobado, los rumores de que Troya no esté situada en el Asia Menor, en la costa occidental de Turquía donde la descubrió Schliemann, sino en Yugoeslavia, ha enloquecido la prensa de este país. Todo empezó el último verano cuando el académico mexicano, Roberto Salinas Price, lanzó su teoría, basándose en lo que considera anomalias geográficas y astronómicas de la Ilíada, las cuales demuestran que Troya no puede estar ubicada en Asia Menor. Después de muchos años de búsqueda, llegó en 1967 a Yugoeslavia y luego de haber estudiado seriamente las posibilidades, concluyó que Gabela era la única Troya posible. Los académicos sostienen que la explicación del milenario error geográfico es político, ya que en el séptimo siglo A.C., según Salinas, los griegos inteligentemente transfirieron todos los nombres de los lugares mencionados en la Ilíada a territorios de la Grecia antigua.
Sin embargo, aunque todavía no haya evidencia, la gente de este pueblo adormecido a quince millas de la costa dálmata ha comenzado a actuar como si estuviera sentado en la cuna de la civilización occidental. Mientras los arqueólogos yugoeslavos proclaman a los cuatro vientos que ninguna teoría niega la tesis del académico mexicano, Dragam Bradvica, de la Asociación de Turismo de Gabela y a quien la tesis le ha dado un empleo muy bien remunerado, declara que están muy entusiasmados y listos a excavar por cuenta propia. En efecto, la bonanza turística no tardó en hacerse efectiva desde el último verano en Gabela y el mercado se inundó de una amplia gama de artículos, como cerámicas de Troya, mapas, pequeños leones, entre otras cosas, además de libros para visitantes, que están llenos de afirmaciones como "estamos convencidos que aquí es Troya", corroborando una vez más que la idea ha cogido vuelo. La asociación turística no pretende actualmente que Gabela sea la antigua Troya, pero tampoco hace nada por desmentirlo. Por el momento, la asociación ocupa tan solo el apartamento que queda detrás de un colegio, pero está previsto que antes de la próxima estación turística, todo el colegio será movilizado para dejar paso a lo que será el comienzo de la edad de oro de la Troya de Gabela. De la misma manera, las ruinas de una mezquita otomana han sido convertidas en un anfiteatro, en el cual se representarán funciones del folclor griego y escenas de la cultura yugoeslava moderna.
Salinas Price publicó originalmente su libro en inglés, en la editorial Scylax de San Antonio, y actualmente la traducción serbiocroata se vende a siete dólares el ejemplar.
La nueva Troya se inauguró con una visita de Roberto Salinas Price en septiembre del año pasado, mientras tres canales de televisión, sesenta reporteros y setenta fotógrafos cubrían el evento. El mexicano fue recibido con aplausos de los dos mil trescientos habitantes de Gabela, y luego fue llevado a ver el drama de Eurípides que se sucede en Troya.
Emocionado por el entusiasmo de la gente y muy consciente de su responsabilidad, el académico exclamó: "Si prueban que estoy equivocado, ¡me suicido!".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.