Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1984/01/09 00:00

AIRE FRESCO

A pesar de predicciones en contra, los Moddy Blues evolucionan

AIRE FRESCO

A los Moody Blues les falta un año solamente para cumplir 20 tocando juntos. Bueno, juntos propiamente dicho, no. Los únicos miembros que permanecen desde la formación original son Ray Thomas y Graeme Edge. Pero si son uno de los pocos grupos al lado de los Rolling Stones, The Who y los Kinks en mantenerse activos a través de tanto tiempo. Cuando comenzaron en Birmingham, Inglaterra, el conjunto estaba dirigido por el guitarrista y cantante Denny Laine, y Clint Warnick quien tocaba el bajo. Tuvieron un gran éxito en el 65 con la canción "Go Now". N° I en Gran Bretaña y la en los Estados Unidos. Las cosas parecían ir bien, pero el suceso tan sólo duró pocos meses. Durante los siguientes dos o tres años no dieron más que hablar. Y fue esta la razón para que Laine y Warnick decidieran largarse y probar suerte por otro lado. (Sin embargo de Clint Warnick hoy nada se sabe. Y Denny Laine pasó de líder de los "Moody" a ser el guitarrista segundón de Pau McCartney and The Wings, uno de los grupos más discutibles. Una vez reemplazados por Justin Hay ward y John Lodge, el grupo se recupera y abandona su antigua línea musical que partía del tradicional "rhythm and blues" y algunas piezas de James Brown y de Sonny Boy Williamson. Y con la adquisición de un melotrón, los Moody Blues ensayan con la Sinfónica de Londres un disco elaboradísimo, de esos que se llevan meses en estudio: Days of Future Passed un álbum experimental que le abrio los ojos a muchos otros sobre las posibilidades de trabajar con grandes orquestas, y que además logró retornarlos a la popularidad con el "hit" Nights in White Satin Desde entonces siempre se han caracterizado por lo ambicioso de sus proyectos: los discos In Search of the Lost Chord y On the Threshold of a Dream. La creación de su propia casa disquera Threshold Records, que les brindó independencia económica, pero los sepultó en cuanto a la distribución de su obra. Y su mundo egocósmico lleno de mensajes evangélicos que, con el pasar de los años, se volvieron cada vez menos convincentes.
Tuvieron una época difícil entre 1974 y 1977, en el cual todos sus integrantes grabaron mediocres discos como solistas, menos Lodge y Hayward quienes se unieron para sobrevivir con un grupo llamado Blue Jays.
El teclista Mike Pinder desesperado por la inactividad del conjunto, decide partir definitivamente. Se acabaron los Moody Blues, circulaban los rumores. Los fascinantes Moody Blues. Pero no, no se acabaron. Siguieron por el contrario, respirando un nuevo aire renovador gracias a la introducción de Patrick Moraz como teclista. Venía de tocar con Yes, y de grabar unos cuantos interesantes discos con mucho sabor brasilero. Venía con una frescura que necesitaba el grupo y se la dio.
Desde hace un tiempo los Moody Blues se mantienen sin tantos problemas. Acaban de sacar al mercado su último trabajo The Present que aparte de ciertas innovaciones, aún conserva esas raras piezas llenas de nostalgia y de una visión desgarradora y pesimista. ("Under my Feet", "Hole in the World ", "Going Nowhere") No es un excelente disco.
Pero es bueno. Mejor tal vez que sus más recientes predecesores. Y hay algo que vale la pena remarcar: evolucionan. A los 20 años de estar en este negocio es fácil estancarse, repetirse.
Han tenido malos años es verdad. Pero no son estos. Ahora los siento en forma. -
The Moody Blues Fan Club. Jackie, 55 High Street. Cobham, Surrey Inglaterra.K. T. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.