Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2001/09/17 00:00

Al pie del cañón

¿Cómo vieron los grandes artistas algunos de los principales hechos de la historia?

Al pie del cañón

Desde siempre el arte ha servido como testimonio de los principales momentos de la humanidad. Maestros que vivieron algunos de los momentos más definitivos de la historia dieron su visión de los hechos a través de la pintura o la escultura. Otros, sin haber sido testigos presenciales, se apasionaron por ciertos pasajes y los recrearon una y otra vez en sus obras. Las civilizaciones, las batallas, las guerras, los descubrimientos y los personajes más relevantes del mundo han tenido la particular versión de los artistas. Rembrandt imaginó a Sansón, Diego Rivera a Hernán Cortés, El Greco a Jesucristo. Otros, como Goya, Picasso, Delacroix o Turner, estuvieron presentes en hechos que marcaron para siempre a la humanidad. Velázquez, Goya, J.L. David y decenas de pintores retrataron a reyes, emperadores y guerreros que también cambiaron el rumbo del mundo de una u otra forma.

No obstante la lista sería interminable. Para el historiador Alvaro Medina basta con sólo repasar la historia de América Latina del siglo XX para percatarse de las constantes denuncias sociales y políticas que los artistas promulgaron a través de sus trabajos. Desde el mexicano José Guadalupe Posada, pasando por los tres grandes muralistas, Siqueiros, Rivera y Orozco, hasta nombres como el del brasileño Cándido Portinari, el ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, o el venezolano Jacobo Borges, retrataron dictaduras, injusticias y los hechos más simples de la cotidianidad de sus países. La obra de Diego Rivera podría dar fe de gran parte de la historia mexicana por sí sola. En Colombia, Alejandro Obregón con La violencia podría resumir de manera alegórica los últimos 40 años de la historia nacional. O los recientes retratos de Fernando Botero de personajes como ‘Tirofijo’ y Pablo Escobar, que siguen la tradición de grandes pintores como Goya, Velázquez, David y Andy Warhol, que retrataron a reyes, generales y personajes que cambiaron el destino del mundo.

Pero no siempre los artistas buscaron ser testigos de la historia. Si se miran las colecciones privadas de los principales museos del mundo, los mayores trabajos se centran en la pintura religiosa. Hechos como la Anunciación, el Nacimiento de Jesús, la resurrección, la Sagrada Familia, entre otros, han tenido miles de versiones. El Renacimiento tuvo en este tema el florecimiento de grandes obras. Como también lo tuvo el llamado arte colonial. También hay una gran cantidad de pinturas que recrean hechos que marcaron a Occidente, en especial, durante los siglos XIX y XX.

SEMANA se propuso escoger apenas unas cuantas obras que condensan algunos de los principales hechos de la historia sólo con la intención de mirar cómo los artistas la percibieron a través de su pincel. Como es lógico, aquí no está pintada toda la historia ni todas las obras que podrían hablar por ella. Tampoco es una selección de los cuadros más importantes de cada artista. Es un acercamiento a 25 obras que dan, a vuelo de pájaro, una mirada al mundo occidental, especialmente en los dos últimos siglos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.