Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/13/1993 12:00:00 AM

Alma Caribe

Elogiado por la crítica española, el artista cartagenero Oscar García "Oscarito" expone su obra por primera vez en Bogotá.

OSCAR GARCIA "Oscarito" era ante todo un personaje espontáneo, caluroso y popular, conocido en los círculos empresariales del país. Economista y filósofo de la vida, sus amigos lo recuerdan más como un alto ejecutivo, diplomático en Centroamérica y cónsul de Colombia en Beijing, que como un artista. En pocas palabras,Oscarito llegó a la pintura sin que nadie lo esperara, más bien por hobby que por profesión, pero con un empeño quepocos creerían. A tal punto que ha logrado el milagro de sostenerse en Europo por cuenta de su arte.
Y es que este hombre, nacido en Cartagena hace 53 años, decidió dejar de lado las teorías y las estadísticas para adentrarse en el mundo de los lienzos y de los colores. Esta decisión la tomó hace mas de 10 años cuando se dio cuenta de que la pintura, que al principio era una distracción, se convirtió en su razón de ser. "El arte se me volvió una necesidad -dice García. En la vida uno anda buscando la actividad en la que se sienta mas cómodo. Y yo, después de realizarme en otros campos, me di cuenta de que tenía que dedicarme a pintar".Desde ese momento, Oscar García se entregó a los lienzos de tiempo completo.
Su permanente sentido del humor hacía difícil que lo tomaran en serio. Sin embargo, la crítica de España, donde reside actualmente, lo ha llegado a considerar con seriedad. Allá se ha alcanzado a decir de él que su originalidad "rompe todos los esquemas conocidos en la plástica moderna y posmodernista ".
Pero por encima de todo esto lo que se destaca en los cuadros de "Oscarito" es la intención de encontrar un lenguaje diferente a través del color y la luz. Y esa intensidad, según él, es la clave de su pintura. Una pintura en la cual la presencia del mundo caribe que lo vio crecer es inconfundible. Sus cuadros, como el propio artista dice, son una búsqueda de la subjetividad, un intento por comprender ese mundo interior que acompaña al ser humano y del que poco o nada se sabe.
Ahora, después de haber llamado la atención de la crítica del Viejo Continente,vuelve a Colombia a exponer por primera vez en Bogotá, en la Galería El Círculo.
Sus cuadros se exhibirán durante cerca de un mes con el fin de que el público capitalino tenga la oportunidad de acercarse a una obra que, si bien no es conocida en su patria, ya ha conquistado el extranjero y se ha hecho acreedora a una crítica que envidiarían muchos artistas nacionales. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.