Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2013/08/17 02:00

Almodóvar está de vuelta a la comedia

En su nueva película, ‘Los amantes pasajeros’, Pedro Almodóvar regresa a un género que maneja con maestría.

Almodóvar regresó a sus inicios porque estaba cansado de las historias oscuras. Foto: AFP

Cada película de Pedro Almodóvar es un suceso. El director nacido en Castilla-La Mancha es una de las figuras del cine contemporáneo y sus películas –a pesar de ser profundamente españolas– son esperadas en todo el mundo. En su larga carrera el manchego ha logrado convertir sus obsesiones en un universo cinematográfico entrañable e inconfundible (ver recuadro).


Su nueva película, Los amantes pasajeros (que se estrena esta semana en Colombia) no ha escapado de la expectativa. Desde que Almodóvar anunció, el año pasado, que estaba rodando una nueva comedia, sus fanáticos, sus críticos y el público esperaban con ansiedad. Sobre todo porque Almodóvar, que es un maestro del género, no rodaba una comedia, en el sentido estricto de la palabra, desde hace más de 25 años. 


Por supuesto todas sus historias, incluso las más trágicas como Todo sobre mi madre o Hable con ella, tienen elementos de humor. Almodóvar dice que sus películas tienen la lógica de la vida donde, en medio de las peores tragedias, siempre hay espacio para una broma.


Pero Los amantes pasajeros es comedia pura. “La última comedia sin impurezas que he hecho sería ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (1988)”, escribió el director en un ensayo publicado en El País en febrero. 


En el artículo, donde explica su cercanía con el género, Almodóvar dice: “Me he encontrado igual de ligero en cuanto a la comedia y el humor que hace 30 años. No he tenido la sensación de que había pasado el tiempo, excepto en una cosa. Si hubiera sido más joven, hubiera dejado más cosas y ahora he ido puliendo todo, con la obsesión de que la película fuera corta (…) Los años te hacen perder cosas físicamente, pero he comprobado que mi capacidad para improvisar y crear humor eran idénticas a como funcionaba yo en los años ochenta”. 


Almodóvar reconoce que forjó su identidad cinematográfica en ese género. Por eso su nueva película también es un homenaje a las comedias que lo educaron y a directores como Ernst Lubitsch, Mitchell Leisen, Billy Wilder o George Cukor. 


Los amantes pasajeros es una comedia coral, con personajes caricaturescos y situaciones absurdas. La acción ocurre durante un vuelo entre México y España en el que se encuentran pasajeros y tripulantes excéntricos. En medio de una emergencia empiezan a ocurrir eventos delirantes. 


Aunque no se trata de su película más refinada, el español demuestra por qué es un gran director de actores. Los protagonistas, Carlos Areces, Javier Cámara y Raúl Arévalo son muy divertidos, pero también se roban la escena Lola Dueñas, José María Yazpik, Cecilia Roth, Blanca Suárez, Paz Vega, Antonio Banderas y Penélope Cruz (estos dos últimos hacen una breve aparición).


El director regresó a sus inicios cómicos por varias razones. La primera, ha dicho, es que estaba agotado de las tramas oscuras, en particular de la última, La piel que habito, tal vez su película más seria. Es bien sabido que Almodóvar –un perfeccionista– queda agotado después de los rodajes y sufre de terribles migrañas, así que necesitaba hacer una pausa y filmar un divertimento. Pero también quería hacer una película que relajara al público español y que lo hiciera olvidar el mal momento que atraviesa su país.


La crítica española, sin embargo, no ha sido muy benévola. Por ejemplo Carlos Boyero, de El País se despachó en su contra: “Lo que más le interesa es hablar de pollas hasta la extenuación, de la bisexualidad como regla infalible y generalizada del deseo en hombres y mujeres, del supremo placer que se pierden los hombres si los de su género no les han comido los genitales con inigualable arte (…) La acreditada gracia del autor en esta ocasión parece no haber nacido de su cerebro, sino de su glúteo”. 


A pesar de eso, el público europeo se ha volcado a las salas y Los amantes pasajeros ya es un éxito de taquilla. Porque la admiración por Almodóvar no para de crecer: su mundo, tan excéntrico y desbordado, genera cada vez más fascinación.



TODO SOBRE ALMODÓVAR


Este es el universo cinematográfico del director español.



1.)Sus obsesiones


La sexualidad

El tema de la ambigüedad es fundamental desde sus primeras películas. Entre sus personajes más memorables hay travestis, transexuales, lesbianas y gays.


La movida madrileña

Almodóvar es hijo de esta época (el posfranquismo) y todo su universo está plagado de referencias directas a este momento, que él considera el mejor de su vida y de la historia española. 


El melodrama

Todas sus películas toman elementos de este género, del que se declara un fanático: los personajes, las estructuras, el tono. 


La música

Comenzó como roquero en la banda Almodóvar & McNamara y en sus cintas ha logrado mezclar todo tipo de estilos e intérpretes: Alaska, Chavela Vargas, el flamenco, entre otros. 


La fiesta brava

Es uno de los aspectos de la cultura española que más le interesa, por su violencia y carga sexual. Es protagonista de Matador y Hable con ella. 


El rojo

Es difícil encontrar una escena en su filmografía en la que no aparezca este color. El director ha dicho que es una manera de intensificar la carga dramática de las historias. 



2.)Las chicas Almodóvar


Carmen Maura

Fue su primer amor: comenzaron a trabajar en los ochenta y se convirtió en su protagonista por excelencia. Después de una breve separación, es de nuevo una de sus favoritas y mejores amigas. 


Victoria Abril

Reemplazó a Maura y fue su musa durante los noventa, en especial en ¡Átame!, Tacones lejanos y Kika. 


Penélope Cruz

La gran diva española de hoy reconoce que Almodóvar la lanzó a la fama. Es su gran inspiración actual y protagonizó Todo sobre mi madre, Volver y Los abrazos rotos. 


Cecilia Roth

Esta argentina ha aparecido en casi todas las cintas del director manchego. En 1999 hizo el papel de su vida en Todo sobre mi madre. 


Rossy de Palma

La carrera de Almodóvar no sería la misma sin el inolvidable perfil de la peculiar actriz mallorquina. Participó en La ley del deseo, Mujeres al borde de un ataque de nervios, ¡Átame!, Kika y La flor de mi secreto.


Marisa Paredes

Esta madrileña, infaltable en los elencos de Almodóvar, fue presidenta de la academia española de  cine entre 2000 y 2003. 



3.)Sus actores fetiche 


Antonio Banderas

El director dijo: “El único hombre con el que tengo confianza es Antonio Banderas”. Lo cierto es que el andaluz ha logrado sus mejores actuaciones como ‘chico Almodóvar’.


Javier Cámara

Otro descubrimiento de Almodóvar. Sorprendió a todos en el papel protagónico de Hable con ella y reapareció en La mala educación y Los amantes pasajeros. 


Miguel Bosé

Aunque aparece solo en una película, Tacones lejanos, su papel de travesti es uno de los momentos icónicos de la filmografía de Almodóvar.


Lluís Homar

El barcelonés es el protagonista de La mala educación y Los abrazos rotos. “Almodóvar te desnuda y te desmonta como actor. Te sitúa en el abismo, te desarma tus inseguridades”, dijo. 


4.)Sus etapas


‘Underground’ 

Folle... folle... fólleme Tim! (1978) y Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980). 


Kitsch

Laberinto de pasiones (1982), ¿Qué he hecho yo para merecer esto? (1984), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988) y ¡Átame! (1990).


Melodramática

Matador (1986), La ley del deseo (1987), Tacones lejanos (1991), Kika (1993), La flor de mi secreto (1995) y Carne trémula (1997).


Autobiográfica

Todo sobre mi madre (1999), La mala educación (2004) y Volver (2006). 


Noir

Hable con ella (2002), Los abrazos rotos (2009) y La piel que habito (2011).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×