Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/1987 12:00:00 AM

AMARGO DESPERTAR

Con Jane Fonda como actriz, el director Sidney Lumet alcanza otro éxito con "La mañana siguiente"

Treinta años atrás el director norteamericano Sidney Lumet debutó en el cine con la historia de un grupo de hombres dedicado a analizar la posible conducta criminal de un muchacho a quien acusan de haber dado muerte al padre con un cuchillo.
Cuando entran a la sala donde deliberarán varias horas, once de los jurados están convencidos de la necesidad social de ejecutar al presunto culpable. Sólo uno, con maneras moderadas y aire reflexivo, siente que puede haber un margen de error, que los dos testigos principales pudieron equivocarse. Ese hombre solitario, interpretado por Henry Fonda, con paciencia pero con firmeza irá demoliendo uno a uno los argumentos de los otros hasta lograr que los doce jurados salven al joven. "Doce hombres en pugna" sirvió para que Hollywood descubriera un estupendo director para quien, estos treinta años de trabajo han servido para profundizar más en el tema que siempre lo ha obsesionado: la justicia, las relaciones de inocencia y culpabilidad, el mecanismo secreto que mueve a quienes detentan el poder y la administración de esa justicia. La película acaba de aparecer en videocasete quizás como un homenaje tácito a un realizador que regresa a esa obsesión en su nueva película, "La mañana siguiente".
Esta es la historia de una actriz que alguna vez fue famosa, que estaba en las películas más taquilleras y ahora sólo tiene que conformarse con baratos comerciales en televisión. Jane Fonda es la actriz y por este papel fue nominada al Oscar este año. Una mañana al despertar descubre que está en una cama ajena, en un apartamento desconocido, que no puede con el dolor de cabeza y además, a su lado, se encuentra el cadáver ya enfriado de un hombre con quien debió copular en la madrugada. El hombre tiene un cuchillo bien clavado. Lo que sigue, contado a la manera de Lumet, con un estilo de reportaje, de encuesta que quiere atar todos los hilos dispersos, es la reconstrucción difícil de las últimas horas vividas por esta mujer alcoholizada y abandonada por todos, hasta por el marido que es un trepador social (Raul Julia). Un ex policía con serios problemas (Jeff Bridges), le ofrece una ayuda que el espectador encontrará ridícula al comienzo. Es que ambos tienen los mismos conflictos.
Lumet es un narrador seguro, vigoroso, con un conocimiento profundo de todas las posibilidades de las imágenes. En ocasiones se deja arrastrar por los recursos melodramáticos pero ésto se debe a su afán por no dejar al espectador fuera del tema. Sus películas anteriores, entre las cuales se destacan "Veredicto", Network, "Limite de seguridad", "Serpico", "Príncipe de la ciudad", "Panorama desde el puente", "Daniel", Equus, entre otras, hablan de conflictos emocionales, de choques con la justicia, de engaños y zancadillas, de traiciones y delaciones, hablan de personajes que deben irse de cabeza contra los muros porque están solos y nadie los comprende. Son personajes ligados a esta mujer que despierta y se topa con ese cadáver. Típico director norteamericano que sabe utilizar grandes estrellas, sus treinta años en el cine son un resumen fresco y violento de toda una forma de contemplar la vida, la muerte y también la degradación de los demás.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.