Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/14/1994 12:00:00 AM

AMERICA INDEFINIDA

Reaccionar ante toda esquematización parece ser un nuevo contenido en el arte.

DECLARARSE EN contra del realismo mágico y de otros clisés que definen la producción artística latinoamericana a nivel internacional, no es, con toda seguridad, la manera más sencilla de irrumpir como una de las principales figuras del continente en el panorama cultural europeo o norteamericano. Sin embargo, es uno de los logros de Carlos Capelán.
En efecto, este artista, que en la actualidad expone en la Galería Quintana de Bogotá, hace parte, junto con José Bedia, Juan Francisco Elso y Ana Mendieta, entre otros, del grupo que hoy resulta referencia inevitable para comprender la nueva propuesta artística de América Latina.
Carlos Capelán, como otros artistas de su generación, se ha encargado desde las artes plásticas de romper mitos de exotismo, y de presentar a través de una obra que no niega su complejidad, aspectos que constituyen la diferencia, y otros que definen la universalidad, del ser americano.
Inevitablemente sus pinturas e instalaciones mantienen fuertes vínculos con temas como lo 'primitivo' o la 'otredad', que son los que en fin de cuentas identifican a esta parte del mundo (para inclusiones o exclusiones), aunque abordados de una manera diferente y actual. Para él no son éstos la esencia o la tradición del ser latinoamericano, sino el elemento transformador y dinámico que se ha insertado en lo que se expresa bajo la definición multicultural.
Su vida misma, que también es una referencia importante para defender su obra, está marcada por hechos tan paradójicos como los que devela su producción artística.
Carlos Capelán es uruguayo, hijo de gallegos con raíces judeoaustríacas, y reside en Suecia desde hace más de 15 años, por cuenta del exilio al que se vio obligado a vivir por tendencias ideológicas.
Estas y otras situaciones se suman en su obra a intereses intelectuales que Capelán evidencia a través de textos que une a la pintura. Estos conforman citas que contribuyen a la lectura de la obra y que establecen nuevos diálogos, como el que ahora propone con la obra de Antonio Machado, de quien ha tomado, entre otras, la hermosísima frase: "Los ojos con que tú ves, no son ojos porque tú los veas, son ojos porque te ven". -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.