Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2011 12:00:00 AM

Amigos con beneficios

El director de 'Se dice de mí' juega, hasta donde se lo permite la taquilla, con las convenciones de la comedia romántica. ** 1/2

Título original: Friends with Benefits

Año de estreno: 2011

Género: Comedia

Guion: Keith Merryman, David A. Newman y Will Gluck

Dirección: Will Gluck

Actores: Justin Timberlake, Mila Kunis, Patricia Clarkson, Richard Jenkins, Woody Harrelson, Jenna Elfman.

No es un mal plan para el domingo. Si usted está buscando una producción de Hollywood que lo haga olvidar que lo que sigue en la vida es el lunes, si le hace bien ser testigo de cómo un par de estrellas carismáticas dan vueltas hasta llegar al beso de la última escena, si le interesa reírse de los pequeños retos que convierten la vida en pareja en toda una aventura, Amigos con beneficios es el camino que hay que seguir: una historia entretenida, por encima del promedio, que trata con respeto al espectador. Los cinéfilos, que tienden a tomárselo todo como algo personal, que ponen los ojos en blanco ante la posibilidad de enfrentarse a otra comedia romántica que no esté a la altura del género, encontrarán tres razones para sobrevivir a la proyección: un estupendo elenco de actores secundarios, una banda sonora de película buena y un director que sabe jugar con los lugares comunes del cine.

Amigos con beneficios cuenta -cómo no- la misma historia que contó a principios de año Amigos con derechos: la de cómo un hombre y una mujer en el borde de los treinta años, completamente convencidos de que el amor es un estorbo que solo termina bien en las películas, toman la decisión de mantener una relación sin ataduras que sea "solo sexo", pero, como "la vida es lo que pasa cuando estás muy ocupado haciendo planes", un día se descubren a punto de caer en un romance digno de comedia romántica. El hombre, Dylan, encarnado por Justin Timberlake, es un diseñador de revistas que teme al compromiso. La mujer, Jamie, interpretada por Mila Kunis, es una "head hunter" que no se conforma con nada menos que un "príncipe azul". Durante un buen tiempo disfrutarán ese acuerdo en el que los sentimientos no tendrán cabida, pero solo ellos, en la sala de cine del domingo, se creerán el cuento de que no están enamorados.

Ni Amigos con beneficios ni Amigos con derechos son buenas películas: son entretenidas, claro que sí, resultan mejores que muchas de las comedias románticas de estos tiempos, pero no están a la altura (no tienen la química entre los protagonistas, la ironía, la mirada nueva, los personajes memorables) de los grandes ejemplos del género: de Historia de Filadelfia (1940) a Ligeramente embarazada (2007). Se agradece, de Amigos con beneficios, que se valga de las actuaciones de Patricia Clarkson, Woody Harrelson y Richard Jenkins para conseguir personajes con los pies en la tierra; que utilice canciones pop de intérpretes de primera, desde Grant Lee Phillips hasta Death Cab for Cutie, para subrayar las angustias invisibles de los dos "enamorados"; y que el ingenioso cineasta que homenajeó a John Hughes y a Cameron Crowe en la notable Se dice de mí (2010), Will Gluck, esté a cargo de la dirección.

Así es. Amigos con beneficios está llena de guiños al cine y avanza como si fuera una buena película. Y todo es gracias a Gluck.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.