Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/29/2016 10:20:00 AM

Silvio Rodríguez, tan grande como Bob Dylan y Leonard Cohen

El cantautor cubano, uno de los más grandes exponentes de la música protesta en Latinoamérica, llega a sus 70 años.

Hace mucho tiempo Mario Benedetti, famoso escritor uruguayo, dijo que Silvio Rodríguez es uno de los poetas más importantes de Latinoamérica, y sin duda lo es. También es uno de los protagonistas de la nueva trova cubana y de la música protesta latinoamericana. Hoy, el cubano de personalidad tímida pero letras casi tan poderosas como su guitarra, llega a sus 70 años y se suma a un grupo de ‘leyendas vivas’ de la música.

Rabo de Nube: 

Silvio Rodríguez nació en San Antonio de los Baños en 1946. Creció con una Cuba agitada por la revolución y adhirió al movimiento ‘libertario’ desde su adolescencia. A la par desarrolló sus habilidades artísticas, siendo la pintura y la música sus dos fuertes. Aunque después ganaría una mención en un concurso literario por su libro de poemas Horadado Cuaderno Número 1, la vía que tomaría definitivamente sería la musical.

Silvio se consagró como uno de los portavoces del pueblo. Con 18 álbumes de estudio, cinco álbumes en vivo y cuatro álbumes compilatorios –donde se destacan canciones como Rabo de Nube, Óleo de una Mujer en Sombrero o La Rabia– se convirtió en un artista de la talla de Violeta Parra y Joan Manuel Serrat.

Actualmente Silvio sigue desarrollando proyectos musicales, es Doctor Honoris Causa en la Universidad de Córdoba (Argentina), Universidad de Veracruz (México), Universidad Mayor de San Marcos (Perú), y ganó el Premio Latino por Toda una Vida en la Academia de las Artes y las Ciencias de la Música en España.

Sugerimos: Silvio y Pablo, agarrados por la Revolución

De acuerdo con Iván Benavides, uno de los compositores, productores y gestores culturales más importantes para Colombia, Silvio es comparable con Bob Dylan y Leonard Cohen, pues sus textos son tan importantes como la música: “Para mí, como músico, Silvio está más allá del comunismo, pues ante todo es un compositor de alcance universal”.

Sin embargo, su filiación al castrismo es innegable y, por supuesto, también una de sus grandes controversias. Tras la muerte de Fidel Castro el cantautor emitió un sentido mensaje titulado ‘Gloria eterna a Fidel’: "Desde cuando yo era niño lo vi como a un maestro de humanismo. Todavía lo veo de esa forma". También calificó al líder político como “uno de los seres humanos más extraordinarios de todos los tiempos”. El necio es una canción que Silvio le dedicó a Fidel Castro y Canción del elegido se la escribió a Ernersto el ‘Che‘ Guevara.  

El Necio

El cantante Pablo Milanés, uno de los cubanos que también fundaron la trova cubana, es un fuerte opositor de Rodríguez, pues considera que es traicionero y mentiroso: “Silvio Rodríguez hizo parte del grupo de intelectuales que en el 2003 apoyaron el arresto a 75 disidentes en La Habana y el fusilamiento de tres secuestradores de una embarcación que pretendía emigrar”, dijo. Ante esto, Rodríguez se escandalizó y calificó de burdas y desamoradas las críticas Milanés.

Puede leer: Silvio Rodríguez tilda de "burda" y "desamorada" forma de criticar de Milanés

Óleo de una Mujer en Sombrero: 

Pero artistas como Benavides aseguran que definitivamente Silvio fue una influencia para toda una generación y que este tipo de cantautores -con letras sobre la sociedad- son una especie en extinción.

Lizardo Carvajal, director de LuaBooks –la editorial que durante seis meses ilustró El hombre extraño, un libro de Silvio Rodríguez sobre los pequeños actos de amor en el mundo-, asegura que además de la importancia musical de la obra de Silvio, también hay que resaltar su valor narrativo: “Hay una gran importancia en su música, pero si a mí me dan a elegir, me quedo con su poesía”.

En un tiempo cuando los cantautores también son reconocidos como literatos y cuando la música no deja de ocupar un lugar importante, Silvio Rodríguez tiene un bagaje impresionante que demuestra por qué lo han llamado poeta. Una de sus canciones más icónicas es Ojalá, que fue escrita para Emilia Sánchez, el primer amor del artista:

“Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan

Para que no las puedas convertir en cristal

Ojalá que la lluvia deje de ser milagro

Que baja por tu cuerpo

Ojalá que la luna pueda salir sin ti

Ojalá que la tierra no te bese los pasos”

Ojalá: 

Silvio Rodríguez se ha mantenido fiel a sus ideales. Continúa escribiendo y cantando sobre lo que sucede en las sociedades de América Latina. Hay un gran número de canciones y poemas inéditos del artista que seguramente, a medida que sean conocidos, continuarán deleitando a los seguidores de este genio de la trova cubana.

Le recomendamos: Pedro Guerra: “los marginados son así porque la sociedad los obliga”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.