Viernes, 20 de enero de 2017

| 1996/06/24 00:00

ANTES Y DESPUES

ESTA PELICULA SOBRE EL DRAMA FAMILIAR EN TORNO A UN CRIMEN ES MAS UN MANUAL DE ADVERTENCIASOBRE COMO ACTURA FRENTE A LA JUSTICIA.

ANTES Y DESPUES

Director: Barbet Schroeder Protagonistas: Liam Neeson, Meryl Streep, Edward Furlong, Alfred Molina. Qué le pasa a una familia común y corriente cuando uno de sus hijos resulta involucrado en un homicidio? Tal es la pregunta que el guionista Ted Tally _autor de El silencio de los inocentes_ se plantea para desarrollar la historia de Antes y después, la reciente película del director Barbet Schroeder, el mismo de Mariposas de la noche, Mujer soltera busca... y El beso de la muerte. Ben y Camlyn Ryan tienen con sus hijos Jacob y Judith un hogar envidiable en el pequeño pueblo en el que habitan. Pero una noche todo cambia vertiginosamente cuando un agente de policía los visita para insinuarles que su adolescente primogénito es el primer sospechoso del asesinato de su novia. La noticia, conocida en los primeros minutos de la película, no es sino el comienzo de un drama familiar que incluso no culminará con la solución del caso. Schroeder, conocido por hacer del bien y del mal una ambigüedad imposible de separar, indaga con fuerza y desde el primer instante las reacciones de la familia. Las del padre, dispuesto a violar la ley para salvar a su hijo; las de la madre, confiada en la inocencia de Jacob y en la lógica decisión de la justicia; las de la hermana, las del abogado defensor, las del pueblo mismo, las del juez... Schroeder rastrea reacciones más que causas, e independientemente del asesinato describe sus consecuencias familiares. Sin embargo todo esto, que parece un interesante análisis sobre la verdad y los principios morales, termina convirtiéndose en una especie de manual de errores de comportamiento humano ante el sistema judicial. La ambigüedad carácterística del director es reemplazada en este caso por una actitud abiertamente moralizante e incluso utópica sobre las normas que debe seguir un ciudadano en caso de verse involucrado en un crimen para que el sistema pueda recompensarlo con la justicia. El análisis propuesto queda reducido a un folleto de advertencia sobre las consecuencias de evadir el sistema, con lo cual Antes y después no es más que un buen capítulo de programas del tipo Que no le pase a usted con actores fuera de categoría.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.