Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/10/20 14:00

Un mundo de violencia doméstica y ‘bullying’

El libro ‘Un silencio prohibido’ retrata la vida de una de las tantas mujeres que son víctimas de violencia doméstica en Colombia.

La nueva novela de Antonio Ortiz retrata la violencia familiar y el bullying a los que se ve expuesta Amalia, la protagonista. Foto: Stockxchng

Se trata de la historia del 77% de las víctimas de violencia doméstica en Colombia: las mujeres. El relato de Amalia es un testimonio de la vida real y una muestra del suplicio y el dolor en el que viven atrapadas tantas mujeres en el país; pero también muestra una forma de liberarse del yugo de la violencia y cómo comenzar una nueva vida.

Amalia es una joven de 17 años que vive en medio de una familia azotada por la violencia de un padre borracho y abusivo. Sin conocer otro modo de enfrentar su situación, la protagonista guarda silencio durante años hasta contárselo todo a Antonio Ortiz, el autor de ‘Un silencio prohibido’.

“En ocasiones anteriores escribí sobre la drogadicción, pero ahora manejo un espacio de la vida humana a través de la profundidad de un diálogo”, afirma Antonio, también autor de Mal educada (2012) y de La extraña en mí (2014). “Aquí trato la expresión de unos sentimientos comunes a muchos de nosotros”, agregó.

El escritor no se equivoca. Según la Organización Panamericana de la Salud, una de cada tres mujeres en Colombia es víctima de violencia doméstica.

Muchos de los abusos pasan inadvertidos y en ocasiones se debe a que los victimarios y las víctimas disimulan su comportamiento ante los demás. El padre de Amalia, por ejemplo, pese a ser autoritario con su familia, ante la sociedad se muestra como alguien noble y generoso y nadie lo imagina como en realidad es en su hogar.

Pero Amalia se lo cuenta al mundo a través de esta novela, compuesta de dos diálogos. Por un lado, Amalia habla con una cámara cuyo filmador quiere documentarlo todo y, por otro, con una grabadora que un psicólogo de su colegio le regaló para contar su situación, puesto no se sentía cómoda si se lo contaba directamente.

El ‘bullying’ en Colombia


Tras los sucesos de bullying a los que se enfrenta Amalia por parte de alumnos y profesores por no rendir académicamente en el colegio debido a sus problemas, el autor aprovecha para tratar temas políticos y se explaya contra el sistema educativo en Colombia.

“No sé quién le dio poder a los profesores en este país para hostigar a sus alumnos y maltratarlos psicológicamente”, dijo Ortiz en diálogo con Semana.com e hizo mención del caso de Sergio Urrego, quien se suicidó luego de ser recriminado por su orientación sexual.

El autor también considera que en los colegios no hay un enfoque humanista de los contenidos educativos. Para Ortiz, “descubrir nuestros potenciales y aptitudes naturales” hace parte del descubrimiento de sí mismo, “lo cual nos humaniza”, dijo. En el caso de Amalia, ella logró descubrirse a sí misma solo tras su llegada a la universidad.

Un silencio prohibido
retrata la vida de muchas mujeres maltratadas en Colombia y también la de muchos alumnos víctimas del bullying en los colegios.

El libro ya se encuentra disponible en las principales librerías del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.