Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2001/01/08 00:00

Aprender es divertido

‘Pinitos’ son libros pero también un juego.

Aprender es divertido

No es fácil en estos tiempos lograr que los niños se interesen por la lectura. Por ese motivo María Fernanda Carvajal y Clemencia de Santos, preocupadas por encontrar un método para que sus hijos se interesaran en los libros y se divirtieran mientras aprenden, idearon un libro-juego que combina textos e imágenes, el cual consiste en una serie de tarjetas de preguntas y respuestas.

En un principio los hijos de Clemencia y María Fernanda les sirvieron de conejillos de indias para probar su invento, ver qué servía y qué los aburría y así, gracias a la prueba y el error, lograron depurar su invento.

Hace dos años decidieron lanzar los libros al mercado con el nombre de Pinitos, y para ello pensaron en tres grupos de edades: entre 2 y 3 años, 4 y 5, y 5 y 7. Para cada grupo de edad hay una gran variedad de temas: matemáticas, lenguaje, formas geométricas, opuestos…

Las autoras han ido a los colegios para indagar con los niños si los libros son claros. Y todo parece indicar que funcionan. Acaban de lanzar una nueva colección de estos ‘libros juguetones’. Cada uno cuesta 8.000 pesos. Los distribuye Editorial Norma y tal ha sido el éxito que tienen planes de exportarlos a Costa Rica, Chile y Panamá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.