Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/1990 12:00:00 AM

ARCHIVO EROTICO

El papel del erotismo en la historia, en el libro de Emmeth Murphy.

ARCHIVO EROTICO ARCHIVO EROTICO
los libros eróticos están de moda. Después de las publicaciones de "Alcor" (con títulos estupendos como "La vida sexual de Robinson Crusoe"), y Tusquets con su divertida colección de "La sonrisa vertical" (con su premio anual de novela, motivado por el cineasta Luis Garcia Berlanga), aparece ahora la Biblioteca Erótica de Temas de Hoy.

La traducción es pesima pero el texto es tan divertido, tan lleno de informaciones y apuntes, que el lector en castellano se deja conducir por ese laberinto lleno de personajes históricos, grandes y pequeños, quienes tuvieron alguna vez relación con rameras, prostibulos, prohibiciones, campañas de sanidad, preservativos, costumbres, perversiones y toda esa atmosfera galante, violenta y decadente que se incubó en sitios que marcaron la actitud de las distintas epocas ante el ejercicio público y pagado del amor.

El desfile de personajes curiosos comienza en el año 1200 antes de Cristo, mientras en Asia los chinos publican un diccionario de 40.000 caracteres, en Asia Menor los griegos sitian la ciudad de Troya, los fenicios hacen y deshacen con el comercio del mar Mediterraneo, los egipcios promulgan las primeras leyes que regulan el consumo de la cerveza y en la Tierra Santa Josue tiene todo listo para atacar a Jericó. Los dos espias enviados por Josue para medir la peligrosidad del enemigo encuentran hospedaje en casa de una ramera, Rajab, quien a cambio, cuando la ciudad sea vencida (las murallas caen al ruido de las trompetas), sera perdonada y mas tarde se casara con el heroe. La anecdota sirve para demostrarle al lector que en todo tiempo y lugar siempre han existido una ramera y un prostibulo, y que en algunas ocasiones la marcha de la historia ha sido decidida entre jadeos y sabanas.

Murphy hurgó pacientemente en bibliotecas y archivos y el inventario es delicioso: los templos-burdeles de los sacerdotes sumerios, las descripciones de historiadores como Herodoto, la locura de los faraones por ciertas esclavas, como dentro de las piramides funcionaban pequeños y exclusivos prostibulos y como los mismos sacerdotes financiaban el funcionamiento del templo con esas ganancias. Las experiencias prostibularias de personajes como el rey Salomon además de sus 300 esposas y sus 700 concubinas; el origen de algunas palabras como "hetairas" y como una de las mas famosas era Aspasia, amante de Pericles, inspiradora de algunas de sus leyes más humanitarias.
La relación de los emperadores romanos con los burdeles y como gobernaban el imperio desde las tinas y los salones de masajes. Las Cruzadas y los esfuerzos del papado por frenar el auge de la prostitución durante ese período de guerras interminables. El ascenso al trono de Bizancio de una reina-prostituta,.la hermosa Teodora.
La reglamentación-inglesa de estos establecimientos y la inclinación de sus reyes a frecuentarlos, mientras Shakespeare escribia sus dramas y comedias. El descubrimiento de América con todas sus consecuencias sexuales.
Y así, sucesivamente.

Más de 3.000 años de historias personajes, rumores, leyendas, escandalos, perversiones y costumbres inmorales atraviesan esta historia contada por alguien para quien hay una relación profunda entre los salones de masajes que funcionan a pocos pasos de Times Square, en Manhattan, y esos prostibulos que las mujeres sumerias instalaban con sus tiendas de piel de cabra a pocos pasos de los cuarteles, asi como existe una relación entre la presencia de las rameras en las Sagradas Escrituras y todos los textos literarios que se han escrito alrededor del amor carnal, que se compra y se vende libremente. -

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com